[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

El Acordeón

El cielo


La Telenovela

Supongo que mi pasión por andar viendo lo que sucede en el cielo es algo que mi madre me heredó sin darse cuenta de la riqueza que me estaba otorgando. En los atardeceres del tiempo en que vivimos en Las Majadas –cuando yo tenía apenas un año– mamá salía conmigo en brazos y me asomaba a aquel derroche dorado en que se había convertido la azul tarde. Lo recuerdo bien. Mis lectores dirán que cómo es posible que una niña de un año recuerde.  Bien, otro día les hablaré de mi pataleo –poco antes de que nos trasladáramos del centro de la ciudad hacia aquel hermoso, extenso campo– para que mi Yaya me subiera a una de las ventanas de la sala, y las razones de aquel pataleo. Vaya si no recuerdo. Pero estábamos en Las Majadas. La lotificación que un amigo de papá, el Pache Leal, ejecutó en aquellos

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jorge Mario Rodríguez
Usac: la política democrática implica el diálogo orientado al bien común
noticia AFP
Ejército ruso reconoce por primera vez haber tenido «muertos y heridos» en Ucrania
noticia Luis Figueroa
Libertad de expresión: ¿Para qué sirve?


Más en esta sección

Licencia menstrual: un derecho previsto en pocos países

otras-noticias

EE.UU. asegura que de ningún modo invitará al gobierno de Maduro a la Cumbre de las Américas

otras-noticias

Así fue recibida ‘Elvis’ en Cannes

otras-noticias

Publicidad