[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

El Acordeón

El diablo en la cocina


foto-articulo-El Acordeón

El orgulloso y pedante marqués de Queensbury, inventor de las reglas del boxeo, se hallaba indignado tras descubrir la pecaminosa relación de su hijo con Oscar Wilde, alrededor de la cual la maledicencia tejía su alegre red en Londres. Entonces escribió una brevísima nota para el poeta y, muy al estilo británico, se la dejó con el conserje de su club: “Para Oscar Wilde, ostentoso sodomita [SIC]”. El agraviado demandó por injurias al marqués, y el sonado juicio, que tuvo lugar en marzo de 1895, se volvió contra él al punto de que fue condenado a prisión en la cárcel de Reading. Un juicio de la sociedad victoriana, estrictamente hipócrita, en contra del homosexualismo como desviación de las leyes de la naturaleza y, por tanto, como vicio y pecado capital. En El perfeccionista en la cocina, el novelista Julien Barnes recuerda el interrogatorio que, durante la vista del juicio, Wilde

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital Ilimitada Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
La dificultad de hacer amigos para los niños con trastorno persistente del habla
noticia Agencias
Djokovic buscará su título 22 en Australia
noticia AFP
Muere Fred White, baterista de Earth, Wind & Fire


Más en esta sección

Aryna Sabalenka: “Es el mejor día de mi vida”

otras-noticias

Lautaro Martínez anota un doblete y le da el triunfo al Inter de Milán

otras-noticias

Joel Embiid le da el triunfo a Philadelphia

otras-noticias

Publicidad