[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

El Acordeón

Al otro lado del lenguaje


Máquina del tiempo

En La destrucción de lo tangible, el artículo que publiqué el pasado 28 de octubre, el corrector de este diario cambió la palabra “urbanitas” por “urbanistas”. Sin duda pensó que se me había escapado una s, pero no me refería a los urbanistas, que son las personas expertas en el urbanismo, sino a los urbanitas, esas otras personas que viven acomodadas a los usos y costumbres de la ciudad; un pequeño tropiezo semántico. Pero más importante es recordar que en ese artículo me referí a Packing My Library, el libro de Alberto Manguel sobre el que continuaré escribiendo ahora. También quiero retomar la anécdota de que uno podría haber imaginado que la biblioteca de Borges era tan vasta como la de Babel, porque Manguel no se refiere a ninguna institución dedicada a la conservación de los libros en la antigua Babilonia, sino al cuento , en el que Borges juega

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Méndez Vides
La opinión del pueblo
noticia afp
Simeone apela a la ilusión del Atlético de Madrid
noticia AFP
Messi da positivo al COVID


Más en esta sección

EE. UU. designa a Porras y a su esposo como actores corruptos

otras-noticias

«La patria de la ópera»: Italia busca reconocimiento de la Unesco

otras-noticias

Autoridades de los 48 cantones se pronuncian por reelección de Porras

otras-noticias

Publicidad