[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Educación

La publicación de una porrista se debatirá en la Corte Suprema de EE.UU.


El caso de Levy significa que los nueve jueces del Tribunal Supremo tendrán que decidir si las escuelas públicas tienen derecho a castigar a los estudiantes por los comentarios realizados fuera de su establecimiento.

foto-articulo-Educación

Cuando la porrista Brandi Levy no entró en el equipo de élite de su instituto, la joven de 14 años publicó en Snapchat una foto de su dedo anular, un momento de frustración que nunca imaginó que la llevaría a la Corte Suprema de Estados Unidos.

El miércoles, el máximo tribunal del país revisará la decisión de su escuela de quitarle los pompones durante un año.

El caso puede parecer frívolo, pero afecta a algunas cuestiones clave en Estados Unidos, como la libertad de expresión de los jóvenes y el derecho a luchar contra el acoso en Internet.

El caso de Levy significa que los nueve jueces del Tribunal Supremo tendrán que decidir si las escuelas públicas tienen derecho a castigar a los estudiantes por los comentarios realizados fuera de su establecimiento.

Levy publicó su mensaje un sábado de 2017, fuera de su instituto en Mahanoy City, en Pensilvania.

“Hice una prueba para el equipo universitario de animadoras y no lo conseguí, así que estaba bastante disgustada”, dijo a la ACLU, la poderosa asociación de derechos civiles que la representa en los tribunales.

Armada con su teléfono móvil, se hizo una foto con una amiga con el dedo corazón en alto y añadió una serie de improperios contra la escuela, las animadoras, el softbol y “todo”.

Pero su mensaje llegó a sus entrenadores, que la expulsaron del campo de competición durante un año.

Sus padres la llevaron a los tribunales en virtud de la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que garantiza la libertad de expresión, y ganaron, y de nuevo en apelación.

Las autoridades escolares locales pidieron al Tribunal Supremo que interviniera, citando una sentencia de 1969 que permitía a los estudiantes llevar brazaletes negros en oposición a la guerra de Vietnam, pero especificaba que la expresión que perturbara el funcionamiento de la escuela podía ser castigada

Las escuelas “conservan la autoridad para regular las conductas que se producen fuera de los límites de su propiedad pero que crean efectos sustanciales en el interior”, argumentaron los funcionarios de Mahanoy en su presentación, señalando que los teléfonos móviles y la enseñanza a distancia durante la pandemia habían hecho que ese límite fuera artificial.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/elPeriódico 
Reprograman audiencia en caso Masacre de Alaska por ausencia del MP

Representantes de los 48 cantones de Totonicapán se hicieron presentes.

noticia EFE
El Coliseo abre su arena luego de su restauración

Las obras, que comenzaron en 2018, permiten mostrar una superficie total de 15 mil metros cuadrados, accesibles por primera vez gracias a una pasarela de 160 metros.

noticia Europa Press
¿Robot humanoide? La nueva creación de Tesla tendrá la tecnología de sus vehículos

Tesla Bot está destinado para llevar a cabo tareas “inseguras, repetitivas o aburridas” actualmente efectuadas por humanos.



Más en esta sección

Los olvidados limpiadores inmigrantes de la Zona Cero

otras-noticias

Jueces han concedido la libertad anticipada a más de 2 mil condenados

otras-noticias

EE.UU. aumentará “vuelos de deportación” para inmigrantes

otras-noticias

Publicidad