[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cine & TV

Algunas películas que han marcado la historia del cine en Guatemala y que quizá no conocías


Hay largometrajes que han marcado la historia del cine en Guatemala. Conoce aquí detalles de algunos de ellos.

foto-articulo-Cine & TV

Menos de un año después de que los hermanos Lumiere presentaran la primera proyección cinematográfica en Francia, Guatemala tuvo también su primera mirada al mundo del cine. Fue Carlos Valenti Sorie, quien el 26 de septiembre de 1896 hizo la primera proyección en el Pasaje Aycinena en la zona 1. Más adelante, su familia fundó el Cine Valenti.  

Durante los últimos años del siglo XIX y los primeros del siglo XX,  los guatemaltecos se conformaron con ser espectadores  de la evolución cinematográfica del mundo. Sin embargo, pronto se despertaron las inquietudes de algunos aficionados que, gracias a que contaban con recursos, decidieron invertir en cámaras y hacer sus pininos. 

Entre los nombres que se mencionan por los historiadores como pioneros de esta rama del arte en el país se encuentra el del español Ramiro Fernández Xatruc, quien junto con Mario Estrada, filmaron cortometrajes de las procesiones y ferias. Luego decidieron hacer un cortometraje que tenía como protagonista al cómico Fernando Flaquer en 1910, según señala el estudio Historia del cine latinoamericano.

En las décadas recientes, varios son los ejemplos de cine hecho en Guatemala. He aquí el recuento de algunas cintas que no debes perderte si deseas conocer la historia cinematográfica reciente del país. 

El Silencio de Neto: 

Esta cinta que formó parte de la selección oficial del Sundance Film Festival y propuesta por Guatemala para ser preclasificada a los Premios Óscar en la categoría de Mejor Película Extranjera, retrata a una familia guatemalteca de clase media en 1954. Neto Yepes (Óscar Javier Almengor) es un niño que padece asma y se debate entre los cuidados de las mujeres de la familia y su padre autoritario, pero ve un refugio en su Tío Ernesto (Herberth Meneses), un rebelde, identificado con los ideales de la Revolución, que es visto con cierto desdén por su familia. 

La cinta fue dirigida por Luis Argueta, con un guion del propio Argueta y Justo Chang, quien también fue productor. Fue presentada en 1994. Contó también con las actuaciones de Julio Díaz e Ingrid Hernández, entre otros. Obtuvo el premio de Mejor Ópera Prima en el Festival Latinoamericano de Nueva Inglaterra, el de Mejor Film en el Festival de Cine de Nueva York  y el Premio Especial del Jurado en el Festival Internacional de Biarritz, en Francia.  

Donde acaban los caminos:

Basada en la novela  del mismo nombre de Mario Monteforte Toledo, la cinta realizada en 2004 fue dirigida por Carlos García Agraz y escrita por Reynaldo León y Mario Monteforte Toledo. Protagonizada por Giacomo Buonafina, Herbert Ignacio y Andrea Rivera. Da a conocer las condiciones de racismo que dividen a la sociedad guatemalteca. 

El sitio de Actividades Culturales del Instituto Cervantes relata que en ese contexto un joven médico se enamora de una indígena de 17 años. Las presiones en su entorno hacen que dejen de verse, pero ella ha quedado embarazada, pero no se lo comunica al padre de la pequeña por temor a las represalias de la comunidad.  

Gasolina: 

Julio Hernández-Cordón ya había presentado algunos trabajos, pero Gasolina fue realmente la que hizo que cineasta se inscribiera en la lista de las promesas latinoamericanas del cine. La cinta, escrita y dirigida por el propio Julio, cuenta la historia de tres adolescentes que roban gasolina para salir por las noches sin rumbo fijo. Retrata realidades de los jóvenes capitalinos de clase media baja en los años 2000.  

La película fue protagonizada por los no actores José Andrés Chamier, Gabriel Armas, Carlos Dardón, Francisco Jacome y Carlos Del Valle.  El filme fue galardonado como Mejor película latinoamericana en el Festival de San Sebastián en 2008. 

Ixcanul:

La ópera prima de Jayro Bustamante, tuvo como intérpretes a no actores. Ahí se reveló el talento de María Mercedes Coroy y se dieron a conocer Marvin Coroy, Manuel Manuel Antún, Justo Lorenzo y María Telón.  Cuenta cómo María (María Mercedes Coroy) se debate entre  obedecer a sus padres y aceptar un matrimonio arreglado o seguir a quien cree es el amor de su vida. Pero deberá enfrentar las duras realidades del abandono, el tráfico de niños y la pobreza extrema. 

La cinta logra mostrar el contraste entre las comunidades más pobres del país y las ciudades que a veces están apenas a pocos kilómetros. Ixcanul obtuvo entre otros premios el Oso de Plata en el Festival de Berlín y fue Mejor Película en el Festival de Guadalajara y en el de Bogotá, Colombia en 2015. ​

Nuestras Madres:

La búsqueda de los desaparecidos durante el Conflicto Armado Interno es el tema que trata la ópera prima del cineasta César Díaz, quien realmente perdió a su padre en esas circunstancias. En la cinta de 2019 el espectador puede identificar esas huellas que dejó la guerra entre los guatemaltecos. El relato cinematográfico también se adentra en la violencia, sobre todo, la que se ejerció contra las mujeres. Entre los premios que obtuvo esta cinta se encuentra la Cámara de Oro del Festival de Cannes. 

El silencio del Topo:

La cinta que se encuentra ubicada en la línea de salida para la carrera para el Oscar 2023 es un documental en el que se retrata al periodista y catedrático Elías Barahona, quien entre 1976 y 1980 se infiltra en el Ministerio de Gobernación para conocer de primera mano las atrocidades planeadas por el gobierno de esa época. De esa cuenta, logra salvarle la vida a muchos que eran considerados enemigos del régimen.  

Fue designada por la Academia Guatemalteca de las Artes y Ciencias Cinematográficas como la representante guatemalteca para los premios Goya de España y los Óscar de Estados Unidos. Además, obtuvo el premio Pukañawi del Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos de Sucre, en Bolivia. 

Sigue leyendo:

Ana Lucía Mendizábal
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Comunicadora con 30 años de experiencia en medios de comunicación escritos y digitales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cristian Velix/elPeriódico
Instalación de puentes en carretera a El Salvador duraría un mes
noticia verónica sajbin velásquez | La Cuerda
Veinticuatro años dando cuerda
noticia Sputnik
Alimentos baratos que reducen los niveles de azúcar en la sangre en cuestión de minutos


Más en esta sección

Brasil golea a Corea del Sur y se clasifica con mucha facilidad

otras-noticias

Tribunal define fecha para dictar sentencia en caso La Línea

otras-noticias

Universidad Da Vinci gradúa la primera promoción de licenciados en Cine y Televisión

otras-noticias

Publicidad