[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cine & TV

Adiós a Jean-Luc Godard, pionero del cine moderno


El cineasta franco-suizo deja un significativo legado al arte cinematográfico

foto-articulo-Cine & TV

Con un cigarro entre los labios y un espíritu siempre rebelde, el director de cine francosuizo Jean-Luc Godard, fallecido ayer a los 91 años, dejó huella entre generaciones de cinéfilos como uno de los padres de la Nueva Ola, con clásicos como ‘Sin aliento’ o ‘El desprecio’.

“Solo quiero hablar de cine. ¿Para qué tenemos que hablar de otra cosa? Con el cine se puede hablar de todo” declaraba con convicción este director que “puso patas arriba” al séptimo arte, en palabras de su compañero y cómplice François Truffaut.

En 1987 recibió un César de honor por el conjunto de su carrera, y la Academia de los Óscar hizo lo mismo en 2010. El Festival de Cannes le otorgó también una Palma de Oro especial en 2018.

Recluido en Suiza 

Las películas de Godard son inconfundibles por su montaje sincopado, la utilización de citas literarias, la intromisión de la política, el uso innovador de la música.

“Cuando uno va al cine, levanta la cabeza. Cuando mira la televisión, baja la cabeza”, dijo en una ocasión. Lo cual no le impidió cultivar también con pasión el video para la pequeña pantalla. 

Desde hace años estaba recluido en Suiza, pero su nombre, convertido en leyenda, seguía siendo citado por unas nuevas generaciones que no conocen la talla de su contribución al séptimo arte.

Bohemio y cleptómano 

Jean-Luc Godard nació en París el 3 de diciembre de 1930. Su padre era médico, su madre pertenecía a una familia protestante adinerada. 

Creció en Suiza en un ambiente refinado, pero era mal estudiante y pasó con dificultades el bachillerato en Lausana. Le gustaba el deporte. Sus padres se divorciaron y su madre falleció en 1954.

Su adolescencia fue difícil, y se volvió un bohemio y cleptómano. 

Llegó a París y se inscribió en la Sorbona para estudiar etnología, pero pronto opta por visitar los cineclubs y mandar artículos a ‘Cahiers du cinéma’. En los años 1950 consiguió hacerse un nombre en los círculos cinéfilos, junto a François Truffaut, Eric Rohmer o Claude Chabrol.

Godard lanzó el primer órdago con ‘Sin aliento’ en 1960, interpretada por Jean-Paul Belmondo. La película se convirtió en el manifiesto estético de la Nueva Ola, y su mayor éxito.

Un año más tarde se casó con Anna Karina, joven actriz danesa que fue su musa en siete películas, entre ellas ‘El pequeño soldado’, sobre un desertor durante la guerra de Argelia que fue prohibida durante años.

En 1963 vuelve al éxito de público con ‘El desprecio’, con una Brigitte Bardot resplandeciente. 

Karina también participó en ‘Pierrot el loco’ en 1965, otra vez con Jean-Paul Belmondo, una de sus obras maestras. 

Anna, Anne y Anne-Marie

Dos años más tarde conoce a otra actriz, Anne Wiazemsky. Con ella vivió cuatro años, un periodo muy controvertido políticamente, con una polémica fascinación con el maoísmo chino que se verá reflejado en ‘La china’ (1967). 

Llegó el vendaval de mayo de 1968. Godard desembarcó en Cannes, que se ve arrastrado a la vorágine política. Bajo su embrujo, el comité directivo decide algo histórico: suspender el festival.

Tomó partido por la lucha armada de los palestinos y creó polémica. Su esposa Anne dijo no entender su cine, y se separan en 1970.

En 1971 sufre un grave accidente de moto. La guionista Anne-Marie Miéville se convirtió en su nueva pareja. Godard entró en una espiral de depresiones, según su biógrafo Antoine de Baecque. 

En los años 1980 vuelve al cine, con ‘Nombre: Carmen’ (1983), y al año siguiente ‘Yo te saludo, María’ que causa gran controversia en los países católicos.

Entre 1988 y 1998 dedicó sus esfuerzos a elaborar una gigantesca ‘Historia(s) del cine’. En 2010 presentó en Cannes, ‘Film Socialisme’ y en 2014 ‘Adiós al lenguaje’, que obtuvo el Premio del Jurado. En 2018 estrena ‘El libro de imágenes’ consagrado en gran parte al mundo árabe, con citas en ‘off’. Es a raíz de esa película que el festival de Cannes le otorgó una Palma de Oro “especial”.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jaime Barrios Carrillo
Don Corleone, cenzontles y “lawfare”
noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Porras destituye a fiscales que investigaron crímenes de guerra
noticia EFE
Darío Villanueva, Premio Francisco Umbral al Libro del Año de 2021


Más en esta sección

Suspenden audiencia de primera declaración de Manuel Baldizón

otras-noticias

Migrantes venezolanos intentan ingresar a Guatemala por frontera de Agua Caliente

otras-noticias

Moais quemados en Isla de Pascua tras incendio forestal

otras-noticias

Publicidad