[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Arte&Diseño

El Museo del Prado hace un “mea culpa”


El museo madrileño aborda desde una exposición la misoginia de sus colecciones.

foto-articulo-Arte&Diseño

Esclava, bruja, prostituta o madre: la representación de la mujer en el arte delata una misoginia histórica que aborda el Museo del Prado de Madrid en una exposición entonando el ‘mea culpa’.

Inaugurada a principios de octubre y programada hasta marzo, ‘Invitadas’ desvela “una ideología, una propaganda de Estado sobre la figura femenina”, explica a la ‘AFP’ Carlos Navarro, comisario de esta exposición, la primera del museo tras el confinamiento.

Pinturas, esculturas, fotografías o videos de entre 1833 y 1931 componen esta muestra “sobre mujeres, ideología y artes plásticas en España”.  Unos “fragmentos” históricos que evidencian el “pensamiento burgués que quiere validar el papel que le da la sociedad a la mujer”, continúa Navarro.

El Prado, una de las mayores pinacotecas del mundo con dos siglos de historia, se reconoce corresponsable de esta misoginia con esta muestra con propósito de enmienda. La institución reconoce que existía una discriminación hacia las artistas femeninas, pero también en la forma de representar a la mujer en las obras adquiridas por el Estado y expuestas por el museo en esa época.

Misoginia

Este sexismo que desprenden las obras pintadas por hombres conforma la primera parte de la exposición, donde descubren que ellas raramente son protagonistas y quedan relegadas a simples decorados o accesorios alrededor del hombre. Y cuando ocupan el primer plano, suele ser en contra de su voluntad, como en el caso de una bohemia maltratada y excomulgada en un lienzo de Antonio Fillol Granell de 1914 titulado ‘La rebelde’.

También hay prostitutas con rostros fatigados en numerosas pinturas u otra que suplica a su madama bajo la indiferente mirada de un cliente que fuma una pipa al fondo de una sórdida habitación (‘La bestia humana’, Antonio Fillol Granell, 1897).

O modelos obligadas a posar desnudas, llorando, en una época donde “no había límites en la edad o la violencia del desnudo”, explica Navarro ante niñas desnudas que miran con desprecio al público (‘Crisálida’ en 1897 e ‘Inocencia’ en 1899 de Pedro Sáenz Sáenz) o la imagen de una esclava encadenada (‘Esclava en venta’, José Jiménez Aranda, 1897).

Algunas obras emplean una misoginia más discreta, como ‘Soberbia’ (1908) de Baldomero Gili, con una elegante mujer cuya vestimenta se confunde con el plumaje de un pavo real situado detrás suyo. Camuflado con una estética elegante, era habitual representar mujeres con ciertos atributos como el pavo real, símbolo de la vanidad, para encarnar los supuestos defectos del género femenino.

El Prado también recupera decenas de obras pintadas por artistas a quienes la historia no situó en el lugar que merecían: muchos bodegones pero pocos retratos, que solían estar reservados para autores masculinos.

Antes incluso de su inauguración, la iniciativa se vio envuelta por la polémica por las críticas de algunos grupos feministas. También tuvieron que retirar una obra atribuida falsamente a una mujer cuando había sido pintada por un hombre.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Se inicia la fiesta mundialista en Europa

Francia, defensora del título mundial, Portugal, campeona de Europa, y Bélgica inician el miércoles ante Ucrania, Azerbaiyán y Gales respectivamente la clasificación para la Copa del Mundo de Catar 2022, que se iniciará sin público en la gran parte de los estadios debido a la pandemia.

 

noticia Rony Ríos/elperiodico
Salud remueve a director del Hospital General
noticia Roberto Antonio Wagner
¿Una nueva esperanza? II

EE. UU. no tiene amigos sino intereses y esto es algo que no se debe olvidar.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

La Malinche, su casa y su relación con Guatemala

otras-noticias

El diputado Aníbal Rojas dice que no busca que se destituya al PDH

otras-noticias

Pimentel, el ministro que está en al cuerda floja

otras-noticias

Publicidad