[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Arte & Diseño

Conoce la historia de la tradición de los barriletes gigantes en Guatemala


Una de las más importantes prácticas del Día de Todos los Santos en el país tiene poco más de un siglo.

foto-articulo-Arte & Diseño

En la actualidad, existen muchos poblados guatemaltecos que exhiben o elevan barriletes gigantes en la madrugada del 1 de noviembre. Sin embargo, hay dos municipios del departamento de Sacatepéquez que se distinguen por tener los festivales más grandes y con mayor tradición: Santiago y Sumpango. Pero, ¿te has preguntado cómo surgió esta colorida tradición?

Los barriletes como muchos otros inventos llegaron a Guatemala por medio de Europa. Pero el origen de los mismos es chino. Según está documentado en registros militares de China, en el siglo XII eran utilizados como dispositivos de señalización militar. Cada color y movimiento enviaba mensajes a cierta distancia. 

De acuerdo con el sitio Guate a pata (https://bit.ly/3Nlrcqa), en una pintura realizada en el Cerrito del Carmen, que en la actualidad está perdida y fue realizada en 1870, se puede ver a una persona con un barrilete. Es decir ya para finales del siglo XIX ya eran comunes los papalotes en el país.

Se volvieron gigantes

Pero, ¿cómo alcanzaron dimensiones gigantescas? Existen versiones que indican que la fabricación y vuelo de barriletes gigantes en los poblados del occidente del país se inició en los años 1900 y 1910. Sin embargo, no existe un año específico que marque el inicio de la tradición, que de acuerdo con la página festivaldesumpango.com  tendría orígenes ancestrales. 

Imagen de la celebración del festival de barriletes de Sumpango en 2021. Foto: Facebook Comité Permanente de Barriletes de Sumpango.

La asociación, que organiza el festival en Sumpango, señala: “Según la tradición oral más antigua recogida en San Agustín Sumpango, los barriletes representan la unión del inframundo con el mundo de acuerdo con los criterios cosmogónicos de los indígenas de la comunidad”.

Existen también leyendas que explican el origen de esta práctica. En ella puede verse reflejado el sincretismo, porque asocia directamente las fechas cristianas en las que se celebra a santos y fallecidos con las costumbres ancestrales. 

De acuerdo con una investigación del Ministerio de Cultura y Deportes difundida en un video (https://bit.ly/3NnAjH0), existe una leyenda que explicaría el origen de la tradición.  “Cada 1 de noviembre, espíritus malvados rondaban los cementerios para molestar las almas de los muertos. El consejo de ancianos de la región encontró una solución para espantar a estos espíritus: volar papeles para que hicieran ruido con el viento…”, así señala el trabajo audiovisual por medio del cual se solicita ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que esta tradición sea considerada como Patrimonio de la Humanidad. 

Más de un siglo

Lo cierto es que no hay una fecha exacta para ubicar el inicio de la tradición, solo se sabe que fue entre finales del siglo XIX y principios de siglo XX cuando ya comenzó a hacerse más evidente y se ha preservado y crecido. 

En Sumpango, en 1978, la agrupación organizadora notó la decadencia de la tradición del “barrilete”  y organizó el primer concurso para motivar a las familias y jóvenes a participar. A partir de entonces, este festival se realiza en la cancha de fútbol a un costado del cementerio general de Sumpango. 

En Santiago Sacatepéquez también existe la Asociación de Cultura Asosdec que es la que coordina el festival que se realiza en esa localidad, en la que se indica que la tradición comenzó precisamente con el nacimiento del siglo XX.

Durante la pandemia se realizaron los festivales de manera virtual y semipresencial. 

Reconocimientos nacionales 

A lo largo del tiempo, la tradición ha adquirido gran relevancia tanto por su significado como por el atractivo turístico que representa. Por esa razón se le han otorgado reconocimientos que buscan preservarla. El 30 de octubre de 1998, fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación. También recibió la Orden del Patrimonio Cultural.  

El 4 de abril de 2022, bajo el Acuerdo Ministerial 139-2022, se declaró la técnica de elaboración de los barriletes gigantes de Sumpango y Santiago Sacatepéquez como Patrimonio Cultural Intangible de la Nación.

También te puede interesar:

Ana Lucía Mendizábal
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Comunicadora con 30 años de experiencia en medios de comunicación escritos y digitales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Juez otorga arresto domiciliario a Francisco García Gudiel
noticia AFP
Manifestación en Washington contra la “tiranía” de las vacunas obligatorias
noticia EFE
La justicia panameña absuelve a la exministra de Martinelli acusada de peculado


Más en esta sección

Messi le da vida a Argentina

otras-noticias

La Embajada de Alemania en Guatemala celebra 175 años de amistad rompiendo récords

otras-noticias

Día Nacional del Pueblo Garífuna: una cultura que busca inclusión y unidad

otras-noticias

Publicidad