[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Rafael Cuevas Molina, su “Clima subterráneo” y sus motivaciones


El ganador del Premio Nacional de Literatura comparte detalles de sus proyectos literarios y su faceta como artista visual.

foto-articulo-Arte & Diseño

A finales de marzo, Rafael Cuevas Molina estuvo en Guatemala. El escritor y artista visual vino al país para presentar el libro Clima subterráneo, que publicó con Editorial Cultura como parte del Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias. Además, recibió los Q50 mil que se otorgan como parte de ese reconocimiento y lo donó a la asociación de Familiares de Detenidos de Guatemala (Famdegua).

En una conversación con elPeriódico, desde Costa Rica, el escritor expuso acerca de su motivación para hacer esa donación. “Famdegua está poniendo la cara en este juicio del Diario Militar que es emblemático”. Además, afirmó: “Ya no son la generación inicial, aquellos que sufrimos directamente el problema. Son jóvenes que de alguna u otra forma tienen alguna vinculación, pero que perfectamente hubieran podido haber asumido alguna otra posición; sin embargo, la están llevando hacia adelante muy valientemente”, añadió.

Un libro de transición

Acerca de Clima subterráneo, el autor indicó: “Trata fundamentalmente de las ‘peripecias’ o idas y venidas de una generación de guatemaltecos en el exterior, en el periodo de la guerra interna”.

Cuevas explicó que el tono del libro no es dramático. “No me gusta presentarme ni presentarnos como víctimas. Es un libro en el que suceden cosas muy humanas, en el que pueden encontrarse hasta situaciones divertidas, pero que sí trata una realidad tal como fue”, aseguró.

Comentó que lo considera un libro de transición. “Me ha costado mucho poder inspirarme en Costa Rica para escribir mis novelas”. En esta, según refirió, lo hace acorde a ese proceso, “porque es acerca de gente que está en Costa Rica, pero tiene la vista en Guatemala. Que incluso va a Guatemala en forma subrepticia y tiene un vínculo con el país, y me pareció oportuno presentarlo con la editorial (Cultura)”.

El libro ya está a la venta en Casa Cervantes y en Sophos.

Futuras publicaciones

Cuevas Molina contó: “Para mí ha sido una preocupación literaria preguntarme ¿por qué yo viviendo tanto tiempo en Costa Rica no puedo escribir de aquí…Me he respondido que yo no me siento costarricense, aunque estoy muy agradecido por todo lo que Costa Rica me ha brindado”. Sin embargo, en la obra La barricada, que publicará a través de Uruk Editores, logra retratar parte de la realidad actual de ese país.

“Es como una visión desde una esquina”, refirió. “Gira en torno a una problemática que los costarricenses han venido dándose cuenta, que ha habido un deterioro de su proyecto de estado de bienestar.

Pero ese deterioro se ve sobre todo en las áreas periféricas del país: en las costas y en las fronteras”, explicó el autor, quien contó que durante la pandemia se fue a vivir a una zona costera y ha experimentado algunas de las condiciones diferentes que se viven en esos espacios. En 2019 hubo una protesta popular fuerte en la que se bloquearon carreteras.

En ese contexto, Cuevas ubica a dos personajes que se encuentran debido a estas barricadas. Uno que vive en el centro del país y otro en las zonas paralelas y ahí se evidencian los contrastes que experimentan.

Entre los próximos proyectos del autor se encuentra la reedición de su libro 300, que publicará F&G Editores en Guatemala. Además, una nueva novela que vuelve a tener como centro de gravitación a Guatemala.

El artista visual Rafael Cuevas Molina es además un destacado artista visual. Acerca de esta faceta de su quehacer artístico, señaló: “En la plástica he tenido varias etapas. En la época de los años ochenta yo estaba muy golpeado por todas las circunstancias que estaba viviendo Guatemala. Hice una serie de ensambles dedicada a los desaparecidos”. Esa colección contaba con 25 obras, de las cuales el artista conserva tres.

En otras etapas se ha concentrado en dibujar y su trabajo ha aparecido en revistas y otras publicaciones. “Lo que plasmo ahí es mi vinculación con la cultura popular guatemalteca, sobre todo con el colorido y los diseños”, añadió. Según explicó, su obra visual explora la figura femenina y el colorido guatemalteco recreado.

“Los reproduzco como afiches y me han comprado en Brasil, Inglaterra, Estados Unidos, Canadá y México”, contó. El artista afirmó que para él es natural transitar entre sus quehaceres como escritor, ensayista y artista visual, incluso en el transcurso de un mismo día. “Yo no lo siento como un trabajo. Entiendo eso como un privilegio”, concluyó.

RAFAEL CUEVAS MOLINA

Ana Lucía Mendizábal
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Comunicadora con 30 años de experiencia en medios de comunicación escritos y digitales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Maria Elena Schlesinger
Sobremesa | El carnaval
noticia Agencias
Roma gana y se ubica en el tercer lugar en la liga italiana
noticia Ana Lucía Mendizábal Ruiz/elPeriódico
La magnificencia de El Mirador es revelada a través de LIDAR


Más en esta sección

Todos proclamó en septiembre a Ubico como su candidato a diputado en Sacatepéquez

otras-noticias

Eduardo Villalobos establece puentes de vida y muerte en “Ixtab”

otras-noticias

EE.UU. ofrece US$5 millones por captura de cabecilla hondureño de la MS-13

otras-noticias

Publicidad