[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Arte & Diseño

El arte de la protesta: obras que reflejan descontento


A lo largo de la historia, los artistas han plasmado su inconformidad hacia realidades sociales y políticas que los rodean a través de su talento.

foto-articulo-Arte & Diseño

Frustración, enojo, indignación y furia. Hay obras de arte que son reflejo de la reacción que provoca en sus autores la realidad que les toca vivir. El arte crítico o de protesta tomó auge en el siglo XX. Sin embargo, a lo largo de la historia muchos artistas plasmaron los conflictos políticos, sociales y económicos de su entorno a través de sus obras. He aquí algunos ejemplos.

Hora de la siembra (serie)

Elmar Rojas (1942-2018)

Esta pintura pertenece a la serie Hora de la siembra, en la que el artista refiere algunas realidades sociales del país. Esta obra forma parte de la colección del Museo Nacional de Arte Moderno Carlos Mérida y es parte del catálogo digital Cien años de artes visuales guatemaltecas.  Rojas, es descrito en esa publicación como poseedor de una mente clara con carácter fuerte y exquisita elegancia para. “La obra de Rojas aborda temas sociales, políticos y luego temas afines al realismo mágico que lo consagró”, señala el catálogo.

Crescendo

Isabel Ruiz (1945-2019)

La obra con la XVI Bienal de Arte Paiz era una instalación mixta realizada con tres lienzos de manta cruda con sangre humana. En el suelo, debajo de cada una  se colocó un año. En ella la artista pone en la palestra temas tan agudos como la violencia contra las comunidades indígenas y las consecuencias del conflicto armado.

El gran retorno

Regina José Galindo (1974)

La artista dirigió una banda de 40 músicos profesionales, que marchó hacia atrás sobre la sexta avenida de la zona 1. Desde el Ministerio de Gobernación hasta el Palacio Nacional de la Cultura. Este desfile simbolizó el retroceso social y político que se vive tanto en el país como en el resto del mundo.

Homenaje a Jan Palach

Roberto González Goyri (1924-2007)

El pintor guatemalteco expresó su sensibilidad hacia el sacrificio del checo Jan Palach, quien, luego de que las tropas del pacto de Varsovia, conducidas por la Unión Soviética, invadieron Checoslovaquia, se prendió fuego en la plaza Wenceslao, en Praga. El estudiante falleció tres días después, el 19 de enero de 1969. Su acto inspiró a otros similares. Su entierro se transformó en una gran protesta. González Goyri se sumó, con esta obra, a esculturas que se colocaron en la plaza donde Palach se sacrificó.

La libertad guiando al pueblo

Eugène Delacroix (1778-1863)

Este cuadro fue pintado por Delacroix en 1830. Ilustra el levantamiento en armas del pueblo contra el rey Carlos X de Francia, luego de que este suprimiera el parlamento y tratara de acallar a la prensa. Fue comprado por el Estado francés en 1831, pero debido a las críticas fue devuelto a su autor en 1839. En 1848 el director de museos nacionales de Francia lo reclamó y Delacroix lo entregó nuevamente. En 1863 fue expuesto por fin en el Museo de Louvre.

Hombre lanzando flores

Banksy

Es uno de los grafitis más reconocidos de Banksy, realizado con la técnica del esténcil. Apareció en un muro de la ciudad de Jerusalén en 2005. Presenta a un manifestante en blanco y negro con un pañuelo y una gorra. El protagonista está a punto de lanzar un multicolor ramo de flores. En 2020, Banksy perdió una batalla legal por derechos de autor de esta obra ante una empresa de tarjetas que utilizó la imagen. La oficina de la propiedad intelectual de la Unión Europea rechazó la demanda, ya que no puede ser identificado como el propietario de tales obras porque su identidad está oculta.

El hombre en el cruce de caminos

Diego Rivera (1886-1957)

En 1931 el muralista mexicano Diego Rivera fue comisionado para pintar un mural en el Rockefeller Plaza en Nueva York. Rivera dividió la obra en dos partes, separadas en el centro por un obrero que controla una máquina. En el fondo, del lado izquierdo Diego Rivera presentó un mundo capitalista con tintes apocalípticos. Del lado opuesto, presentó una idealización del socialismo soviético. El New York World-Telegram tildó la obra como “propaganda anticapitalista” y Rivera reaccionó cambiando el rostro de uno de los obreros por el de Lenin. Nelson Rockefeller detuvo el acto de develación y le exigió a Rivera que borrara la cara del líder socialista. Rivera se negó. En febrero de 1934 la pared fue intervenida por trabajadores, destruyendo completamente el mural.

La rebelión Satsuma

Tsukioka Yoshitoshi (1839-1892)

El artista japonés muestra en esta obra parte de los acontecimientos de una revuelta de ex samuráis en la provincia de Satsuma en contra del gobierno Meiji, después de la cual desaparecieron los samuráis como clase social. Gran parte de la trayectoria de Yoshitoshi está marcada precisamente por la recreación de escenas violentas y revueltas. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Nuevas Narrativas
A un año del nuevo Fiscal General

‘Debe rescatarse su autonomía, dotarlo de credibilidad y de legitimidad.’

noticia
Costa Rica convoca a cineastas de Centroamérica y Caribe a festival internacional
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Directora de USAID vendrá a Guatemala la próxima semana


Más en esta sección

Live At The Cheetah

otras-noticias

Los olvidados limpiadores inmigrantes de la Zona Cero

otras-noticias

Jueces han concedido la libertad anticipada a más de 2 mil condenados

otras-noticias

Publicidad