[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Tak’alik Ab’aj: hallazgos recientes que debes conocer


La ciudad-puente entre la cultura olmeca y la maya resguarda secretos que poco a poco se han revelado.

foto-articulo-ARQ & Ambiente

Conocida originalmente como Ab’aj Tak’Alik, la ahora llamada Tak’alik Ab’aj fue una ciudad comercial ubicada estratégicamente en la bocacosta suroccidental de Guatemala. Exactamente en el municipio El Asintal, de Retalhuleu.

Las investigaciones arqueológicas en el sitio comenzaron hace 35 años. Hasta la fecha se tiene un inventario de  386 esculturas: 247 monumentos, 83 estelas y 56 altares. En la última década, el Estado ha luchado por su reconocimiento como Patrimonio Cultural de la Humanidad y el más reciente expediente entregado a la  UNESCO fue el de  2021.

Pero, ¿qué hace que este sitio sea considerado un buen candidato para esta distinción? He aquí algunos de los hallazgos recientes de los últimos años y que debes conocer: 

Huellas escultóricas

De acuerdo con el estudio Tak’alik Ab’aj, la ciudad “puente” entre la cultura olmeca y maya: 1,700 años de historia y su permanencia hasta la actualidad (https://bit.ly/3RArqdv), “aparte de las dos tradiciones escultóricas más importantes de estilo olmeca y maya temprano, se desarrolló también en el Preclásico la escultura en bulto “barrigón” y zoomorfa, y la categoría de los monumentos y estelas lisas, así como la escultura “costeña” que comparte características de las esculturas encontradas a lo largo del litoral del pacífico”.

El rey más antiguo y sus “doncellas”

En 2011, la arqueóloga Christa Schieber y su equipo excavaron en una de las pirámides principales (Estructura 6) y encontraron un conjunto de seis figurillas de cerámica modeladas con gran detalle. El documento Muerte de un rey, nacimiento de un imperio (https://bit.ly/3ecmD4k) explica que cada una tenía rasgos particulares”.  El texto explica que al ampliar la excavación y los científicos descubrieron que a tan solo unos centímetros del lugar donde se encontraron estas piezas yacían los restos del más antiguo soberano maya encontrado hasta hoy, con más de 2 mil 500 años de antigüedad. Las joyas que acompañaban la silueta del gobernante eran dos brazaletes, dos ajorcas, un taparrabo y un collar fabricado con centenares de cuentas tubulares de jade perforadas. De acuerdo con los estudios hechos con carbono se determinó que la antigüedad de este entierro era de entre 770 y 510 a.C. que corresponde a la transición de las manifestaciones olmecas a las de carácter maya temprano. 

Sala Tak’Alik Ab’aj en el Museo de Arte de Guatemala.

El descenso del abuelo

En julio de 2018, se dio a conocer el hallazgo de dos monumentos olmecas tallados  (253a y 253b) y una estela lisa (86) de 2,500 años de antigüedad . Estas piezas, señalaron los expertos corresponden al periodo preclásico medio (800-350 A.C.) de la era olmeca. El primer monumento hallado es una cabeza olmeca con símbolos de poder y corresponde al llamado Abuelo. El monumento estaba colocado de cabeza y según anotaron los expertos, ilustraba el descenso del personaje de los cielos a la tierra. 

Ombligo-Mux

En 2018, se reveló el hallazgo de una ofrenda asociada con la concepción del centro del mundo en la antigua ciudad, por lo que se le denominó Mux, que quiere decir ombligo. Está integrada por objetos cerámicos, bloques de piedra y se encuentra ubicada justo en la intersección del eje astronómico de la ciudad. Este punto sagrado fue definido como centro del trazo urbano en la concepción mesoamericana. De acuerdo con los arqueólogos la ofrenda fue depositada en la etapa temprana de la ciudad. Esta abarca una temporalidad de entre el 800 y el 250 a. C..

Estela 87

Esta estela encontrada en 2018 fue objeto de estudio durante tres años. Fue encontrada en el graderío de lo que se cree fue la casa de un gobernante al que le fue dedicada como una ofrenda, 300 años después de que se había erigido en un lugar original aproximadamente en el 100 a.C.. La estela habla de un rey y de su ancestro. Entre los elementos que se encuentran inscritos en la estela, según los estudios epigráficos, está la representación de un dios que en principio se creyó era el dios del maíz, pero según algunas características los expertos piensan que puede ser el dios del cacao. La Estela 87 es un ejemplo temprano de la escritura en Mesoamérica. Contiene cuatro jeroglíficos que identifican la figura del gobernante. 

Foto: AFP

También te puede interesar:

Ana Lucía Mendizábal
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Comunicadora con 30 años de experiencia en medios de comunicación escritos y digitales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Un hombre intentó asesinar a toda su familia lanzando su auto por un barranco de las montañas de California
noticia Ana Lucía Mendizábal Ruiz/elPeriódico
Lucía Morán Giracca expone “Abrazar lo salvaje” en galería Panza Verde
noticia AFP
Empresa japonesa lucha por conservar “Los girasoles” de Van Gogh


Más en esta sección

LoveMe The Silver Parfum de Tous, para que muestres tu faceta más brillante

otras-noticias

Roberto Arzú anuncia que impugnará el fallo del TSE que lo deja fuera de la campaña electoral

otras-noticias

Aniversario del asesinato de Alberto Fuentes Mohr

otras-noticias

Publicidad