[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

ARQ & Ambiente

Tikal: cinco datos nuevos recientemente descubiertos


Los hallazgos arqueológicos realizados en esta ciudad maya revelan hechos que estuvieron ocultos por siglos.

foto-articulo-ARQ & Ambiente

Los libros de historia se vuelven obsoletos ante el poder de descubrimiento de la arqueología. Los datos nuevos que provienen de hallazgos que hacen los arqueólogos son capaces de echar por tierra lo que se daba por hecho. Precisamente, eso es lo que ha sucedido con Tikal en los últimos años. 

Luego de que en la investigación arqueológica se implementaron herramientas como la tecnología LIDAR (Light Detection And Ranging,  un sistema de medición masiva de posiciones de forma remota, basado en un sensor de barrido láser) que permite ver lo que se oculta debajo de la tierra, se ha descubierto que este enorme sitio arqueológico es todavía más grande, más antiguo y más cosmopolita de lo que se creía. 

Un análisis, a partir de la tecnología LIDAR reveló que un área que alguna vez se asumió como colinas naturales, en el centro, cerca del complejo del Mundo Perdido de Tikal, a la derecha, es en realidad una ciudadela en ruinas de 1,800 años de antigüedad. Imagen de Pacunam.

Mira estos cinco datos nuevos sobre Tikal descubiertos recientemente: 

Más antigua de lo que se creía

Hasta hace algunos años se creía que Tikal había surgido cerca de un siglo antes de Cristo. Sin embargo, como anota el sitio Maya Tikal On Line “las investigaciones vía carbono revelan una antigüedad de Tikal como asentamiento de hasta entre 500 y 600 años antes de Cristo”. Su existencia se consolidó en el Período Preclásico Maya y tuvo su auge en el Clásico Tardío, entre los años 600 y 900 d.C..

Una gran ciudad

Tikal fue descubierta a mediados del siglo XIX y comenzó a ser explorada a finales de ese siglo. Al principio apenas podían verse algunos templos por lo que llegó a pensarse que se trataba de una ciudad de uso eminentemente religioso y ceremonial. En 2016, gracias a la tecnología LIDAR se empezaron a revelar nuevas estructuras. Un informe revelado por la revista Science en 2018, señaló que se habían encontrado 61,000 estructuras escondidas bajo la jungla. 

Según el sitio de la revista Afar, con el mapeo LiDAR mostró que Tikal, realmente era una gran ciudad-estado y un centro urbano de comercio y gobierno. Los escaneos también revelaron 225 kilómetros cuadrados de terrazas regadas por un complejo sistema de canales de riego, embalses y diques, evidencia de una agronomía sorprendentemente avanzada.

Mayor población

Las investigaciones también mostraron que extrapolando los nuevos mapas de alta tecnología, los investigadores ahora creen que Tikal estaba mucho más densamente poblada de lo que se pensaba: en su apogeo (entre 650 y 800 d.C.). En la actualidad, los científicos señalan que al menos podrían haber habido el doble de los pobladores que originalmente se creía. De acuerdo con un artículo del diario El País de España en ciudades como Tikal la densidad debió de alcanzar los 2,000 habitante por kilómetro cuadrado.

Más guerreros de lo que se creía

Una de las revelaciones más interesantes acerca de la población es su carácter bélico. La presencia de las fortificaciones defensivas y una fortaleza anteriormente desconocida, recientemente llamada La Cuernavilla, completa con murallas, fosos y torres de vigilancia da cuenta de guerras con las poblaciones aledañas. “El descubrimiento puso patas arriba las ideas sobre la sociedad maya, lo que indica que pudo haber sido más violenta y belicosa de lo que se pensaba anteriormente”, añade la revista.

 Conexión con Teotihuacan

En 2021, el Proyecto Arqueológico del Sur de Tikal (PAST) descubrió que lo que, en principio se creyó que eran montículos naturales eran construcciones que guardaban grandes similitudes con las de la ciudad de Teotihuacan. “Las excavaciones en los frentes de trabajo demostraron que la arquitectura de barro no correspondía a los patrones constructivos de las Tierras Bajas Mayas”, explicó el proyecto. Este tipo de construcción coincidía, más bien, con el área teotihuacana. Otro hallazgo en el sitio fue el de armas hechas de obsidiana verde, que históricamente se han asociado con guerreros teotihuacanos. 

Otra referencia a la arquitectura teotihuacana es la llamada  “ciudadela de Tikal”, que según los expertos se asemeja a uno de los más importantes ubicados en  Teotihuacán.

También te puede interesar:

Ana Lucía Mendizábal
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Comunicadora con 30 años de experiencia en medios de comunicación escritos y digitales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Geldi Muñoz Palala /elPeriódico
Tarjeta Shell Cuscatlán ofrece extra beneficios
noticia Agencias
Sampdoria frena a la Juventus
noticia Europa Press
¿Por qué las ballenas no sufren daño cerebral cuando nadan? Esto dice la ciencia


Más en esta sección

Consejos para escoger el perfume ideal

otras-noticias

Cosas que no sabías sobre la historia de los perfumes

otras-noticias

Dibu Martínez, el gran héroe de Argentina

otras-noticias

Publicidad