[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

ARQ & Ambiente

Cordillera Alux: fuente de vida para la ciudad


La reserva natural ha funcionado por muchos años como fuente de agua y oxígeno para las comunidades aledañas.

foto-articulo-ARQ & Ambiente

Foto: Parque Ecológico Senderos de Alux

Un cielo azulado, bosques verdes, nacimientos de agua, aire limpio, animales en su hábitat natural y microclimas es lo que ofrecen muchas reservas naturales en Guatemala. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el país es considerado uno de los más ricos en biodiversidad, ya que alberga más de mil especies conocidas de anfibios, aves, mamíferos y reptiles, así como más de ocho mil especies de plantas, de las cuales un 13 por ciento son endémicas.

A tan solo 17 kilómetros de la ciudad de Guatemala se encuentra la Reserva Forestal Protectora de Manantiales Cordillera Alux, más conocida como la Cordillera Alux o Cerro Alux, uno de los lugares más cercanos a los habitantes de la región metropolitana que alberga decenas de especies de flora y fauna.

El olor a tierra mojada mientras se camina bajo sus altos pinos y encinos, así como el canto de aves como los chocoyos, el pájaro ardilla, los mot de garganta azul, el pájaro carpintero, entre otras, es el ambiente que se vive a diario en esta reserva.

Al adentrarse en el bosque se ve cómo los mapaches, conejos de monte, armadillos y zorrillos corretean por los arbustos. Las ardillas saltan de un árbol a otro, mientras que los coyotes aúllan por la noche convirtiéndose en un estruendoso coro canino.

Todavía se puede apreciar en el área cerca de 235 especies de aves. Foto: Parque Ecológico Senderos de Alux.

Este lugar de 5 mil 372 hectáreas abarca parte de los municipios de Mixco, San Pedro y San Juan Sacatepéquez, del departamento de Guatemala, y los municipios de Santiago y San Lucas Sacatepéquez, en Sacatepéquez.

Dentro de la necesidad social por proteger y manejar la diversidad biológica, el Congreso de la República declaró la Reserva Forestal Protectora de Manantiales Cordillera Alux como área protegida el 29 de mayo de 1997, a través del Decreto Número 41-97.

Tres de los factores principales por los que esta reserva forestal se convirtió en área protegida fueron el oxígeno que provee a las comunidades aledañas, que es hábitat de vida silvestre y su capacidad de captar agua y filtrarla hacia los mantos freáticos y la correntía de los ríos.

Agua, oxígeno y biodiversidad

De acuerdo con Jaime Ibarra, Director Regional Metropolitano del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), la Cordillera Alux presenta 27 cursos de agua, de los cuales 10 son permanentes y 17 intermitentes, así como 65 nacimientos de agua, los cuales surten la región metropolitana, especialmente a los municipios de Villa Nueva, Mixco y Guatemala, así como a San Lucas y Santiago Sacatepéquez, y Magdalena Milpas Altas, Sacatepéquez.

Asimismo mencionó que de cada 100 milímetros de agua precipitada dentro de la Cordillera Alux, 35 milímetros recargan los mantos acuíferos. Por lo tanto, la Reserva Forestal es capaz de producir 21.8 millones de metros cúbicos de agua al año, con los cuales se pueden abastecer a 300 mil personas.

Estas corrientes abastecen de manera superficial y subterránea, subcuencas estratégicas, como la del río Villalobos donde subsiste una densa población e infinidad de industrias que desfogan en el Lago de Amatitlán.

“La cobertura boscosa que mantiene la cordillera ayuda a que el ciclo hidrológico se mantenga. Esto es lo que ayuda a que siempre se esté captando el agua y se esté infiltrando”, destacó el ingeniero Ibarra.

El representante del Conap también mencionó que, como responsables de dar luz verde a cualquier tipo de construcción que se planee hacer en la cordillera, son los encargados de verificar que estos proyectos cumplan con requisitos estrictos sobre el tratamiento de aguas, con el fin de no afectar a los recursos naturales que brinda el lugar.

Según Ibarra, Conap cuenta con muestreos de calidad de aire del área y que mientras más se adentran en el bosque los índices son mejores, por lo que la presencia de la Cordillera Alux ayuda mucho a la purificación del aire de la zona metropolitana.

Además destacó que la Cordillera Alux es uno de los dos pulmones principales de la ciudad, así como la Unidad de Conservación Finca San José Buena Vista, ubicada en jurisdicción de ciudad Peronia, zona 8 del municipio de Villa Nueva.

Con respecto a la biodiversidad, el Director Regional Metropolitano del Conap indicó que el microclima que presenta el lugar es el que la mantiene viva, por lo que todavía se puede apreciar en el área cerca de 235 especies de aves, 71 especies de mamíferos, tres especies de reptiles, tres de anfibios y 376 de insectos.

Asimismo, señaló que este sector es catalogado como un bosque mixto ya que cuenta con 49 especies maderables y 158 de flora no maderable. Según Ibarra en esta área predominan los pinos, encinos, el ciprés, mano de león; los cuales son endémicos, y especies exóticas como el eucalipto y algunos duraznos silvestres.

Un lugar de historias

Al ser un santuario natural, la Cordillera Alux es un lugar espiritual para los pobladores que viven en las comunidades aledañas, por lo que cuenta con historias representativas que han sido narradas de generación en generación.

De acuerdo con el Plan Maestro, las herencias culturales que coexistían en el actual territorio de la Cordillera Alux, eran de las etnias poqomam y kaqchikel. El documento destaca que luego de una convivencia de cerca de 500 años, se produjo una cultura híbrida entre las creencias ancestrales mayas y las tradiciones españolas y occidentales.

De los cinco municipios que abarca la cordillera, Mixco es el que cuenta con una vasta riqueza de leyendas sobre el cerro, sin embargo, la más popular y que la mayoría de pobladores conocen es la de “El señor del cerro Yuq’Alux”.

La leyenda que cuentan los sacerdotes mayas y los ancianos de Mixco, dice que el Cerro Alux, en cuyas faldas se levanta el pueblo, está encantado. Alux quiere decir “duende” en idioma maya, por lo que los pobladores representan al señor Yuq’Alux de esta manera y aseguran que le da dinero a todo aquel que sabe pedirlo.

Tal es el caso de Tiburcio Sabaj, quien recibió tanto dinero que solo él reconstruyó el pueblo de Mixco después de los terremotos de 1917 y 1918, según cuentan los ancianos.

Otras de las historias que cuentan los pobladores es la leyenda de “La Siguamonta”, un ave de mal agüero que no puede volar y anuncia la muerte, y “La Llorona”, que aparece sollozando por sus calles y veredas.

Un área de recreación

Esta gran cordillera posee áreas recreativas para que los turistas, tanto nacionales como internacionales, puedan disfrutar de una tarde con recorridos a pie o en bicicleta de montaña por los senderos, avistamiento de aves y cataratas, miradores, entre otros.

En un área de la cordillera se encuentra el Parque Ecológico Senderos de Alux, el cual se encuentra en el kilómetro 26.2 sobre la carretera Interamericana que va de la ciudad capital hacia la Antigua Guatemala y Occidente.

En este destino turístico se pueden realizar actividades educativas, recreativas y deportivas. Tiene espacio para acampar y cuenta con churrasqueras para que las personas puedan preparar sus alimentos en el lugar. Además pueden disfrutar de puentes colgantes, columpios y un teatro al aire libre.

Otro de los atractivos que tiene la cordillera son sus dos cataratas, La Llorona y La Calavera, la primera de 60 metros de altura aproximadamente y la segunda un poco más pequeña. Sin embargo, para llegar a ellas y poder disfrutar de la vista es necesario contar con buena condición física, ya que el camino es irregular .

La cordillera tiene un aproximado de 11 miradores los cuales se ubican a la orilla de la carretera Interamericana, dentro del parque ecológico y en otros sectores del municipio de Mixco. En ellos se puede observar la ciudad capital, San Pedro Sacatepéquez, Mixco y el lago de Amatitlán.

Amenazas y posibles soluciones

Sergio Izquierdo, ambientalista guatemalteco y director de la organización Rescue the Planet, aseguró que este pulmón y fuente de agua importante para el área metropolitana cada vez se destruye más y pierde interés para las municipalidades encargadas. 

“El hecho de que sea parte de cinco municipios es un problema porque esto hace que ninguno de los cinco le ponga la atención requerida, sin embargo, todos quieren los ingresos de los parques”

Sergio Izquierdo

El ambientalista también dijo que estos ingresos deberían ser destinados en su totalidad para proteger la reserva y evitar sobre todo la tala ilegal, que es una de las principales problemáticas.

El director de Rescue the Planet mencionó que existen varias aristas con respecto a este tema y una de ellas es que es muy fácil hablar de conservación “con el estómago lleno”, ya que muchas de las personas que van a cortar leña lo hacen por necesidad, no porque quieran hacer daño.

No obstante, existen personas que se aprovechan de esto y talan de más para venderla en grandes cantidades de contrabando.

Por su parte, el ingeniero Jaime Ibarra señaló que una de las principales dificultades con las que se cuentan es que cerca del 90 por ciento de la cordillera es propiedad privada, ya que antes de declararse área protegida ya tenía dueños.

Esto provoca que las talas y construcciones ilegales sigan ocurriendo en el área, perjudicando los recursos naturales que brinda la Reserva Forestal Protectora de Manantiales Cordillera Alux, según Ibarra.

“Aún cuando nosotros tenemos guarda recursos en el área, en algunas partes hay un poco de ingobernabilidad, lugares donde ni la policía entra, entonces nos complica la entrada a los lugares y el registro de los movimientos que hay allí”

Jaime Ibarra

Asimismo, agregó que sí se tiene control en la mayoría del área, pero estas situaciones son las que perjudican y de seguir existiendo podrían llegar a afectar a gran escala las condiciones ambientales del lugar.

Para Izquierdo, es necesario que las municipalidades, en especial la de Mixco, realicen proyectos como bosques energéticos, cuyo fin es darles en concesión un terreno a una comunidad para que siembren árboles y que en cuestión de un año puedan comenzar a cortar la leña, con el fin de no afectar un área protegida.

Con respecto al crecimiento del límite urbano y agrícola, Ibarra mencionó que sí está permitido siempre y cuando se cumplan con los lineamientos estrictos que se mencionan en Plan Maestro.

Además, agregó que Conap se encuentra trabajando en una actualización del Plan Maestro, con el fin de aclarar las restricciones para los proyectos de vivienda, para evitar la expansión desordenada de la urbanización.

La actualización de este Plan Maestro sobre la Reserva Forestal Protectora de Manantiales Cordillera Alux será un parteaguas para que las instituciones involucradas, así como los alcaldes de las cinco municipalidades que forman parte de la cordillera, tomen medidas importantes con el objetivo de proteger el área que resguarda a cientos de especies de flora y fauna, da vida a decenas de comunidades aledañas y sirve como pulmón para toda la región metropolitana. 

Claudia Ramirez
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Periodista profesional con Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Considero que la educación es clave para formar una sociedad empática, consciente y justa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Dos creadores se unen para compartir cuatro maridajes perfectos
noticia Redacción / elPeriódico
Comitancillo: familiares despiden a tres migrantes que murieron en un tráiler en Texas
noticia EFE
Salvadoreños abarrotan los cementerios en un Día de Muertos sin restricciones


Más en esta sección

Prensa Independiente Bajo Asedio

otras-noticias

Monitor In On

otras-noticias

Argentina intenta no caer en exceso de confianza contra Australia

otras-noticias

Publicidad