[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

Murió la célebre bailarina italiana Carla Fracci


Fue la principal figura femenina del ballet de La Scala de Milán.

foto-articulo-Cultura

La célebre bailarina y coreógrafa italiana Carla Fracci, que actuó entre otros con Rudolf Nuréyev y Vladímir Vasíliev, murió este jueves en Milán, norte de Italia, a los 84 años, informaron fuentes oficiales.

“El Teatro La Scala anuncia conmovido la desaparición este jueves de Carla Fracci  en su casa de Milán. El teatro, la ciudad, la danza pierden a una figura histórica y legendaria, que ha dejado una huella muy fuerte en nuestra identidad y que dio una contribución fundamental al prestigio de la cultura italiana en el mundo”, anunció el prestigioso teatro milanés.

Nacida en Milán, 20 de agosto de 1936, estudió en la prestigiosa escuela de danza del Teatro La Scala de Milán, convirtiéndose desde 1958 en su principal bailarina.

Célebre por sus papeles en Romeo y Julieta de John Cranko, Elvira en Don Giovanni, de Leonid Massine, actuó con las más importantes compañías de danza clásica, entre ellas el London Festival Ballet, Royal Ballet, Stuttgart Ballet, Royal Swedish Ballet, American Ballet Theatre y otras.

Delgada, delicada, vestida siempre de blanco, Carla Fracci fue descrita como “la eterna niña danzante” por el poeta y premio nobel italiano Eugenio Montale, mientras Charles Chaplin le confesó en una ocasión “eres espléndida”, contó ella misma en varias ocasiones.

En el curso de su larga carrera pisó los escenarios más prestigiosos del mundo, viajó incansablemente y recibió premios y ovaciones en todas partes. 

Bailó con bailarines de la talla de Nureyev, Vassiliev, Baryshnikov hasta el joven Bolle.

Entre los espectáculos que quedarán en la memoria colectiva figura su interpretación de “Giselle”, con el que pasará a la historia de la danza por la fuerza que daba a los papeles femeninos.

“Crecí entre campesinos, cerca a Cremona, libre, entre mucho afecto y necesidades concretas. Y es por eso que tengo los pies bien plantados en la tierra, por mis raíces”, confesó en una de sus entrevistas concedidas a la televisión italiana.

“Se fue un monumento nacional, un mito de la danza”, escribió el diario La Repubblica al dar la noticia.

“La más grande. Divina y eterna. Llena de amor por la danza, de nuevos proyectos, de ideas para toda la vida, con la ilusión de una veinteañera. El mundo de la cultura de Italia te estará agradecida por siempre”, reaccionó en un tuit el ministro de Cultura, Dario Franceschini.

Fue también directora del ballet de la Arena de Verona de 1995 a 1997, y luego del Ballet de la Ópera de Roma en 2002. 

Debido a su fama en octubre de 2004 fue nombrada en Roma embajadora de buena voluntad de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para sus campañas contra el hambre en el mundo.

También te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Sputnik
Estos alimentos contienen más calсio que un vaso de leche

Los médicos recomiendan que la dieta de una persona adulta cuente con una ingesta diaria de calcio de al menos 1 mil miligramos.

noticia AFP
Bares y restaurantes checos reabren para protestar contra restricciones por COVID-19

El movimiento de protesta, fundado el pasado otoño, se opone a las restricciones ordenadas por el gobierno y a principios de mes organizó la instalación de una cadena de jarras de cerveza de un kilómetro por el centro de Praga.

noticia AFP
OMS se alarma ante aumento de muertos por el COVID-19 en Europa


Más en esta sección

Premios Emmy: Las predicciones comienzan a cumplirse

otras-noticias

Infamias indignantes en la frontera las ultimas dos semanas

otras-noticias

París SG gana y Messi se molesta tras ser sustituido

otras-noticias

Publicidad