[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

En los dominios de Herodes


El palacio de Herodes continúa mostrando sus secretos.

foto-articulo-Cultura

La figura de Herodes se asocia siempre con la Navidad. Fue el gobernante que estaba a cargo de la Judea romana en la época en que se cree nació Jesús. Es también un personaje bíblico, inmortalizado en el pasaje de la matanza de los inocentes. Lo cierto es que su legado arquitectónico es monumental. Uno de sus tantos palacios, llamado Herodión, abrió de nuevo sus puertas este mes. Tras más de una década de excavaciones (que incluyen el descubrimiento de lo que se cree su sarcófago) han arrojado luz acerca del personaje detrás del mito.

Ubicado entre Jerusalén y Belén, de momento el sitio arqueológico se encuentra bajo dominio civil y militar israelí. En esta montaña, el rey Herodes El Grande –padre del rey Herodes Antipas– ordenó le construyeran un palacio-fortaleza donde a su muerte sería enterrado. De acuerdo a los arqueólogos, el soberano –quien reinó entre el 37 y el 4 antes de Cristo– decidió sobre el final de su vida hacer enterrar su palacio con tierra extraída junto a las estribaciones de la propia montaña, lo que provocó un inesperado efecto: preservar la estructura.

Para Roi Porat, arqueólogo al frente de las excavaciones, este sitio es un “laboratorio arqueológico único”, comparable a Pompeya, conservada por las cenizas volcánicas en Italia. Ahora los visitantes pueden subir por primera vez por la amplia escalinata coronada por arcos, que conduce a la sala principal del palacio, cuyas paredes están decoradas con magníficos frescos en tonos marrones, verdes y negros, representativos del estilo de la época. También se ha habilitado el área del palco, donde Herodes recibiera en una ocasión al general romano Marco Agripa, en el año 15 antes de Cristo.

El palacio, cuya entrada principal está orientada hacia Jerusalén, “es una cápsula romana en Judea”, a juicio del arqueólogo. El rey, apodado a veces Herodes el Cruel por su legendaria impiedad y su obsesión por las conspiraciones, también ha mantenido fama por sus obras monumentales: en particular amplió el segundo templo judío de Jerusalén, hizo construir la ciudad-puerto de Cesarea y los palacios de Masada y Jericó.

Las excavaciones del palacio-fortaleza de Herodes fueron comenzadas por monjes franciscanos a fines de la década de 1950, y continuadas a partir de 1972 por un equipo de arqueólogos israelíes liderado por el profesor Ehud Netzer. En 2007, este académico descubrió la tumba del rey, ubicada debajo de los vestigios del palacio. Fue también para no eclipsar el esplendor de su tumba que el soberano hizo enterrar su palacio, explica Eran Kruzel, funcionario de la Autoridad de naturaleza y parques israelí. Este sitio arqueológico revela la mentalidad del rey Herodes, a quien “solo le preocupaba una cosa: la manera de preservar su memoria eternamente”, subraya Porat.

izmir escort

kartal escort

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Roberto Antonio Wagner
La toma del Capitolio

La toma del Capitolio le presenta un mayor margen de maniobra al presidente electo Joe Biden.

noticia AFP
Gorilas de un zoológico en EE.UU. dan positivo a COVID-19
noticia
Conozca el novedoso concepto de Cocina Aggiornadai en Buenos Aires by Palermo


Más en esta sección

Mascotas presidenciales pasean por la Casa Blanca

otras-noticias

Putin dice que palacio que Navalni le adjudica “no le pertenece”

otras-noticias

Presidente chino Xi Jinping advierte en el Foro de Davos sobre “una nueva Guerra Fría”

otras-noticias

Publicidad