[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

Sobre Balzac y “Las ilusiones perdidas”


En una de sus piezas con más tintes autobiográficos, el autor da rienda suelta a su narrativa.

foto-articulo-Cultura

Los días de cuarentena se han hecho propicios para iniciar lecturas de obras voluminosas que requieren de jornadas largas para aprovechar al máximo su discurrir, como es el caso de Honoré de Balzac (1799-1850), con ‘Las ilusiones perdidas’, obra escrita en el centro de su gran periplo creativo, y que tiene tanto de autobiográfico. La novela sorprende por el derroche anecdótico sin alivio de capítulos para respirar porque, aunque era un escritor por entregas, le gustaba que su narrativa fluyera como los ríos de Heráclito, al infinito.

Balzac empezó a escribir sus escenas de la vida privada, de provincias, parisienses, militares, políticas, hasta imaginar una inmensa obra de 137 novelas, aunque solo concretó 84, más las obras de teatro, cuentos, ensayo. Él visualizó el conjunto como un viaje por la sociedad de su época, y la tituló imitando a la ‘Divina Comedia’, la ‘Comedia Humana’, porque en lugar de orientarse a la vida después de la muerte, en las instancias del Infierno, Purgatorio y Paraíso, se concentró en la realidad de los pequeños seres reales, los patéticos, los mediocres, los soñadores, los que se creen superiores a los demás, los ingenuos y los mundanos. Era tan prolífico que tuvo épocas en que escribía una novela al mes, porque solo así pudo en veinte años publicar tanto, en una época que no había las ventajas modernas de la tecnología, sino escribía a mano y pluma, con letra cuidadosa que luego pasaban por la imprenta con tipos fundidos, como en la de David, el poeta rústico, amigo de Lucien de Rubempré, soñador, ambicioso, que quiso huir de la vida de provincias para triunfar en París a la sombra de una mujer veinte años mayor, perteneciente a la sociedad, donde suponía que la inteligencia y la belleza sobresalían más allá de la mediocridad y mezquindad de provincia.

Desde el inicio de esta novela, Balzac muestra su dominio de las costumbres y barbaridades humanas, cuando el padre avaricioso de David saca provecho de la ingenuidad del hijo, vendiéndole su propio negocio sobreestimado y que luego cede a la competencia, dejándolo suelto a su suerte con el cascajo de la vieja imprenta. Pero David es noble, y presencia el deslizar de su amigo protagonista, Lucien, que sueña con alcanzar la gloria, ese estado ficticio que mientras más se busca más se aleja, en un viaje humano por las ilusiones perdidas.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
PNC captura a hermanos que trasladaban a una mujer fallecida en un tonel

La detención se realizó en Chimaltenango.

noticia AFP
Tiger Woods fue operado

El estadounidense Tiger Woods se sometió recientemente a una cirugía de microdiscectomía para extirparle un fragmento de disco que le estaba pellizcando un nervio, anunció este martes la fundación del atro del golf, 15 veces ganador de torneos de Grand Slam.

 

noticia Lorena Álvarez >elPeriódico
Centro de Gobierno asesoró en exoneración de multas ante la SAT

La Constitución faculta al Presidente de la República para exonerar multas y demás recargos por incumplimientos tributarios.



Más en esta sección

Una catedral del Reino Unido se convierte en un templo de la vacunación

otras-noticias

Al menos 32 muertos en doble atentado suicida en el centro de Bagdad

otras-noticias

Cinco muertos en incendio en mayor productor de vacunas del mundo, en India

otras-noticias

Publicidad