[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

Hasta siempre, maestra Lazo


La artista nacional murió ayer en México. Deja tras de sí un amplio legado al mundo del arte.

foto-articulo-Cultura

Rina Lazo murió al amanecer del Día de Todos los Santos. Ayer, a los 96 años, un infarto fulminante le cortó la vida. Atrás quedaron los pinceles, los murales inacabados y los nuevos muros. Por delante queda la memoria de una mujer que dedicó sus días al arte y que dejó su huella en la historia tanto del muralismo mexicano como del arte guatemalteco. A partir de ahora, sus restos descansarán al lado de los de su esposo, Arturo García Bustos, en el Panteón Civil de Dolores, México. 

La artista nació en Guatemala en 1923. El 30 de octubre, para ser exactos. De esa cuenta, hace tan solo dos días había celebrado un cumpleaños más. Lo pasó en familia, según contó su hija al medio mexicano Milenio. Fincada en la Guatemala de primera mitad del siglo XX, Lazo mostró desde niña afición por la pintura. Pasó su infancia en Cobán y luego volvió a la ciudad para profesionalizarse. 

A Lazo un concurso le cambió la vida. Era 1946 y había conseguido ya algunos logros en el medio artístico nacional. Había trabajado junto con Julio Urruela en la elaboración de los murales del Palacio Nacional y estudiaba arte en la Escuela Nacional. “Así fue como tomé mis primeras clases de pintura”, dijo en una ocasión a este diario. También descubrió que su abuelo había sido pintor: “Lo traía en la sangre. Cuando comencé la academia mi mamá me lo dijo”. Ese año se realizó un certamen de pintura y Lazo ganó el primer lugar. El premio era una beca a México. Se fue en busca de una aventura y encontró un hogar.

Al llegar a México tenía tres nombres en mente: Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. Los sabía de memoria porque una amiga le había advertido que si no los conocía se iban a reír de ella. Estaban a la cabeza de un movimiento muralista que hacía eco en la región. “Era un movimiento pictórico ligado a la clase obrera. Era algo muy interesante, la educación era socialista y la había creado José Vasconcelos. Había un ambiente cultural muy fuerte”, recordaba. 

No se equivocó en memorizar aquellos nombres. Estudió en La Esmeralda, la mítica escuela de arte, y en ella conoció a Andrés Sánchez Flores, quien le abrió las puertas y le permitió dejar sus trazos en una pieza más que icónica para la historia del arte mexicano: Sueño de una tarde dominical en La Alameda Central, de Rivera. “Me mandó un recadito y me dijo que si no quería ir a pintar con él al mural que iniciaba al día siguiente en Hotel del Prado”, contaba. “Fue una lección poder llegar tan pronto cerca de los grandes maestros”.  A partir de ese momento, la carrera de Lazo no tenía vuelta atrás. 

De los años y círculos de La Esmeralda también conoció a Arturo García Bustos. Se enamoraron e hicieron vida más allá del arte. Frida Kahlo envió a un grupo de estudiantes a pintar carteles contra el Plan Clayton y Rivera –de quien ya era colaboradora habitual– la envió a pintar con ellos. Así se conocieron y nunca más se separaron. Como pareja compraron la antigua casa de Hernán Cortés en Coyoacán, conocida como casa de La Malinche. Erigida en el siglo XVi, pertenecía a José Vasconcelos. La restauraron y la habitaron por décadas. 

museo nacional de arte moderno

wikipedia

Sus piezas

Una de sus piezas más emblemáticas es la serie de murales que realizó para la sala maya del Museo Nacional de Antropología de México. Se trata de una copia de los murales del sitio arqueológico Bonampak. Además, de forma colaborativa trabajó en los muros del Estadio Olímpico de la Ciudad Universitaria de la UNAM, México; en Gloriosa victoria, en Guatemala y en varios más en territorio mexicano. 

La obra de Rina Lazo se ha expuesto en distintos países más allá de México y Guatemala. Corea, Alemania y otras latitudes han sido destinos para sus piezas. No obstante, no todo su trabajo ha sobrevivido. En su última plática a este medio recordó la experiencia vivida en Oaxaca. “Participe en los murales de una cooperativa ejidal sobre azúcar”, recordó. La petición era pintar la historia de los trabajadores de la caña, pero la realidad de los jornaleros fue algo imposible de evadir. Por las noches, los obreros relataban al equipo de muralistas sus historias, sus angustias y los abusos que sufrían. “Pintamos esas escenas y el cacique del lugar mandó a que nos sacaran y destruyó los murales”, relató en esa ocasión.

Tras conocerse la noticia de su muerte, las condolencias digitales no se hicieron esperar. Más allá de la institucional enviada por el Ministerio de Cultura, también el Museo Nacional de Arte Moderno Carlos Mérida mostró su pesar. Desde México también hubo reacciones. Alejandra Frausto, secretaria de Cultura de ese país, la valoró desde su cuenta en Twitter: “Lamentamos el fallecimiento de Rina Lazo, pintora y muralista con dimensión social, se preocupó por la preservación de nuestro patrimonio. Su obra queda para el disfrute de los mexicanos”. 

Rina Lazo proviene de una época de lucha. Dejó atrás un país en plena ebullición social y se estableció en otro que era un hervidero tanto político como cultural. Esto le abrió la mente y la condujo a encontrar sus propias verdades y su propio camino. Ayudó a construir un movimiento que denunció la injusticia y sus manos trabajaron junto con las manos más importantes de la historia del arte mexicano. Su legado es incontestable y, como prueba, sus muros hablan por ella.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Ferdy Montepeque elPeriódico
Contraloría bloquea tres denuncias del Ejército

Los proyectos para plantear tres acciones legales también señalaban el faltante de cuatro aeronaves en la cartera de la Defensa. Las denuncias irían dirigidas al ministro Luis Ralda, a su antecesor Williams Mansilla, y contra los jefes de Finanzas y de Presupuesto.

noticia Paola Guerra
Video: Mujer humilla a la amante de su esposo

En China, una mujer encuentra a la amante de su esposo y le da una gran golpiza hasta que varias personas las separan.

noticia josé barnoya
Los libros que iluminan

Los libros son eso, sophos humana, la sabiduría que nos humaniza y nos convierte en personas.



Más en esta sección

Las compras de la PNC bajo la administración de Tzuban

otras-noticias

Cientos de manifestantes mantienen activa la Plaza

otras-noticias

Relatos de una injusticia

otras-noticias

Publicidad