[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

«La globalización no puede hacerse alrededor de un solo idioma»


A finales de marzo se celebró la semana de la francofonía en Guatemala. A propósito del evento, Jean-François Charpentier, embajador de Francia  en el país, conversó con elPeriódico sobre el idioma y las políticas culturales de ese país en el mundo.

foto-articulo-Cultura

¿Por qué promover la francofonía a nivel mundial?

– La francofonía es un movimiento que tiene varios aspectos. Es una organización multilateral, internacional, que reúne a los diferentes países que tienen al francés como idioma oficial o que tienen el francés como idioma de uso amplio. Es el aspecto más político. La OIF reúne a casi 60 países de varios continentes, la mayoría africanos. No es solo la cultura de Francia. Es la cultura francófona de África, el Caribe, etcétera. En un mundo globalizado nos parece muy relevante favorecer la diversidad cultural y lingüística. La globalización no puede hacerse alrededor de una sola cultura o de un solo idioma. Para ser aceptada por todo el mundo tiene que abarcar a todas las grandes culturas y los grandes idiomas del mundo.

Habla de celebrar la cultura francófona. ¿Cuáles son las políticas culturales francesas en el exterior?

– Una de las particularidades de la diplomacia francesa es que es una que siempre ha tenido un enfoque bastante fuerte sobre la difusión cultural. Más que las grandes potencias. Esto por varias razones, tradición cultural y porque pensamos que la cultura francesa tiene un lugar específico en el mundo y tenemos que compartirla con otros. Tenemos una red de más de 350 Alianzas Francesas alrededor de todo el mundo, tres en Guatemala. Es una ventana abierta hacia la cultura francesa, una posibilidad de acceso a la cultura.

¿Cuál es el crecimiento del francés en los últimos años? ¿Cuál es el futuro del idioma?

– El futuro del idioma francés se encuentra en el continente africano, donde está el más grande potencial de crecimiento tanto demográfico y económico. Esto porque por el momento se estima que la proporción de francohablantes es de 200 millones de personas. Las proyecciones demográficas, si esos países siguen creciendo demográficamente y en términos de acceso a la información, el número de francohablantes en 2050 llegaría a 500 millones.

Buscan que el francés tenga más presencia en países de habla hispana. ¿Cómo consumen francés estos países en la actualidad?

– Yo vine con la idea de que Guatemala no era un país muy francófono. Hay países en América Latina donde el francés está más aprendido, como Costa Rica, Argentina o Uruguay, donde hay una tradición más antigua de aprendizaje de francés. Me sorprendió. La idea que tenemos es reintroducir el francés en las escuelas secundarias del país. Tenemos esperanza de que va a crecer de nuevo.

A Francia siempre se la ha visto como una cultura abierta, que favorece la diversidad. ¿Cómo afecta a la imagen de Francia temas como la xenofobia y los problemas sociales que han sucedido dentro de sus fronteras?

– El temor hacia el extranjero es un fenómeno que estamos constatando en muchos países del mundo. El crecimiento político del populismo es un fenómeno que se está generalizando por temor hacia algunas consecuencias de la globalización. Me parece que muchos países tienen miedo de perder su identidad, su alma, su espíritu cultural por la globalización. Eso afecta mucho a los franceses porque, históricamente, digamos hasta hace 30 o 40 años, Francia había sido un país que exportaba más cultura de la que importaba. Exportaba más autores, más músicos, más moda, más cocina de lo que importaba. Me parece que mis compatriotas todavía no se han acostumbrado a ese cambio de estatus. Todavía Francia exporta cultura, pero importa más. Hay un cambio sicológico en la mentalidad francesa que todavía no se ha totalmente realizado. Se está realizando. Además, Francia es un país de gran inmigración. Entonces, ese fenómeno de temor a perder su identidad cultural me parece más agudo en Francia que en otros países. Eso da la impresión de que en Francia están tratando de cerrarse al extranjero como un tipo de xenofobia. Hay muchos franceses que están, al contrario, muy abiertos y quieren defender las tradiciones de apertura de Francia, de acoger a los refugiados políticos, a los que huyen de las diferentes guerras.

El reclamo sobre el patrimonio ha sido extenso en los últimos años. Algunos países europeos han comenzado a girar su visión sobre este tema. Alemania ha anunciado que restituirá patrimonio a distintos países. ¿Cuál es la posición de Francia?

– Es una discusión en Francia. Tradicionalmente nuestra posición es decir que lo que se encuentra en Francia y en la colección de los museos franceses, con pruebas legales de propiedad, se debe quedar. Esa es la política global de Francia. Nuestro presidente recién ha hecho una ligera apertura en esa política hacia las culturas africanas. Dijo que algunas piezas de arte africano que se encuentran en los museos franceses, bajo ciertas condiciones, podrían ser entregadas. Aún estamos en el inicio de ese proceso y no sabemos qué va a pasar.

Contribuimos exponiendo obras de varios países del mundo en museos franceses. Contribuimos a la exposición de esas obras. En todos los museos del mundo tenemos obras francesas que no exigimos a nadie. Si va al museo nacional de Jerusalén va a ver una colección fantástica de impresionistas. Lo mismo en San Petersburgo, en Nueva York. Es una manera de promover la historia cultural de Francia.

Habla de los impresionistas, pero esas obras provienen de una época en la que el mercado del arte funciona igual que ahora. Los reclamos van sobre piezas que no están en ese mismo sistema.

– Es toda una discusión. El arte maya o el arte de Egipto o romano forman parte del patrimonio de la humanidad. ¿Por qué limitar el arte de un país al marco de ese país? Son cosas que pertenecen a la humanidad. El nacionalismo en ese sentido me parece algo que limita mucho la visión y el aporte de cada cultura a la evolución global de la humanidad. Esa es nuestra posición y por eso acogemos la sede de la UNESCO en París. Estamos convencidos de que no existe cultura sin intercambio, sin diálogo entre culturas. Todas las culturas se han enriquecido una a la otra.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
EEUU: decisión de El Salvador de abrir relaciones con China no fue transparente

Estados Unidos aseguró este martes que El Salvador tomó la decisión de cortar relaciones diplomáticas con Taiwán y abrirlas con China «con una falta total de transparencia».

noticia JOSÉ DAVID LÓPEZ jlopez@elperiodico.com.gt
Pisa obtuvo Q2.8 millones después de caso de corrupción en el IGSS

Según Guatecompras, la cartera de Salud y el Seguro Social adjudicaron 117 compras a la empresa señalada.

 

 

noticia Tulio Juárez
Avioneta se precipita a tierra en aldea Xejuyub, de San Andrés Xecul, Totonicapán

Se reporta que el accidente costó graves heridas a tres ocupantes del aparato caído en terrenos que ocupa escuela y golpes a moradoras de vivienda.



Más en esta sección

Ley histórica sobre despenalización del cannabis avanza en Congreso de EE.UU.

otras-noticias

En Guatemala siguen participando online al Powerball para ganar su pozo de casi Q2 mil millones. ¡Te contamos cómo!

otras-noticias

Se estrena, por fin, «Selena: The Series» a Netflix

otras-noticias

Publicidad