[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

Amor, intriga y poder en la Corte


Está de estreno la cinta La Favorita, que aborda los problemas de la Corte inglesa durante el reinado de Ana de Gran Bretaña.

foto-articulo-Cultura

Si fuera por la opinión generalizada, la Roma de Alfonso Cuarón ganaría todo sin mayores penurias. Pero en la carrera por el Oscar tiene al lado a La favorita, una cinta de época que reconstruye (con igual meticulosidad visual) un momento de la historia. La contienda se antoja apretada. Dirigida por Yorgos Lanthimos (The lobster), acumula también diez nominaciones para los premios de la Academia de este año. Estrenó ayer en el país. Consulte carteleras.

La cinta aborda la historia de tres mujeres: una poderosa, la reina Ana de Gran Bretaña (1665-1714); una cercana al poder, Sarah Churchill (1660-1744); y una que busca un camino para llegar al poder, Abigail Hill (1670-1734). Alrededor de su relación, Lanthimos construye una historia de intrigas, amor e influencias que se cuece en el seno mismo de la monarquía inglesa. El resultado es una película impecable desde lo visual, que sabe ir lento y sabe intercalar sonidos y diálogos para guiar al espectador. Además, el director plantea su propuesta desde una estructura capitular que se hilvana en la pantalla.

La favorita llega al cine después de casi una década de trabajo. Así lo ha afirmado el director en declaraciones para prensa. “Comenzamos a hacer esta película hace nueve años y, de alguna manera, ahora se siente mucho más relevante, pero en aquel entonces se sentía, para mí, como una gran oportunidad de contar una historia de mujeres”, puntualiza. En esa línea, también la posición de poder de los personajes fue lo que lo llamó del guion original escrito por Deborah Davis: Están en una posición de poder tal que podrían afectar las vidas de muchas personas”.

 

Los protagónicos en la historia recaen en actrices de peso. Olivia Colman representa a Ana, una reina que vive aquejada por la gota y el caos del Estado –además del golpe emocional que le ha representado perder a más de 15 hijos, a quienes suple con conejos. Como Sarah llega Rachel Weisz, quien da vida a un personaje que maneja las decisiones de la reina con dureza y estrategia. Por último, Emma Stone encarna a la joven Abigail, una noble venida a menos que intenta recuperar su posición por cualquier medio. En declaraciones recogidas por la producción, Weisz ponderó la figura histórica de Ana: “Ha sido incomprendida y representada de manera inadecuada, posiblemente por historiadores masculinos, pero ella tenía más inteligencia, destreza política y fuerza de lo que previamente le hayan reconocido”.

La película es también un deleite visual. La reconstrucción del escenario histórico va más allá de la arquitectura y se interna en objetos y vestuarios, con alguna licencia. La vestimenta es una reinterpretación contemporánea del vestido de época, pero con telas modernas. Además, las tomas combinan lentes (como los de ojo de pescado) y variaciones en la velocidad para demostrar frivolidad o aislamiento.

La favorita, que corre por diez Oscar, ya obtuvo reconocimientos en Venecia, Inglaterra y varios festivales más del circuito.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Katerin Chumil elPeriódico
Ale Mendoza graba vídeo musical en academia de la PNC

Producción fue realizada por el cineasta Kenneth Müller en junio del año pasado.

noticia Richard Aitkenhead Castillo
Innovación, reinvención y firme deseo de superación

En Guatemala se necesita hacer girar la rueda en términos de innovación y emprendimiento.

noticia Lucero Sapalú
Entierran a víctima del virus en un basurero

Los vecinos de Chocolá no permitieron que fuera sepultado en el cementerio



Más en esta sección

Tyson espera seguir combatiendo

otras-noticias

Atlético de Madrid no puede fallar

otras-noticias

Atlético de Madrid, sin margen de error

otras-noticias

Publicidad