[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

Lecturas para la Navidad


Viaje al centro de los libros.

foto-articulo-Cultura

La temporada incita a regalarnos novedades literarias a nosotros mismos, porque somos lectores y nuestro apetito requiere cierta dosis de actualidad.

Emiliano Monge (México, 1978) es quizá el representante actual de los aztecas en el campo de la literatura, autor de lo que él llama “novela de no ficción” para tratar el tema íntimo de la experiencia real en la obra No contar todo, donde desarrolla la saga de su familia, desde su abuelo, Carlos Monge McKey, de segundo apellido irlandés, quien resulta envuelto en una trama familiar oscura. Luego viene el drama de su padre, Carlos Monge Sánchez, guerrillero en los tiempos de la insurgencia de Guerrero, y, finalmente, de él mismo, Emiliano, el novelista que se plantea con delirio los malestares sociales actuales y cuestiona su época. El éxito de esta obra mexicana coincide con Ordesa, de Manuel Vilas, otro autor contemporáneo que se abre las venas y desnuda su memoria afectiva. La novela de Monge es de Random House.

Otra obra singular, para quienes esperan algo más extenso, es Solenoide, del rumano Mircea Cartarescu (Bucarest, 1956), que en sus 756 páginas escribe en primera persona la historia de un maestro de aldea, en condiciones de vida de tercer mundo, estando geográficamente tan cerca de la abundancia. La traducción española puede saber un poco rara, pero al cabo de las páginas el lector se va acostumbrando. No es difícil de leer, sino a su manera regresa al tema de dejar fluir la memoria afectiva del autor, que se despliega como un torrente desde el primer capítulo, peleando con los piojos, que prefiere a las chinches de su infancia, mientras se enjabona y baña parsimoniosamente. No tiene dicho pasaje la fuerza del equivalente de Gabriel García Márquez en su novela sobre el recorrido de Bolívar por el río Magdalena hacia la muerte, en El coronel en su laberinto, pero captura. Solenoide ganó el Premio Formentor de las Letras, y fue publicada por la editorial Impedimenta.

Y un tercer plato de Navidad es El último samurái, de Helen DeWitt (Maryland, 1957), autora formada en Oxford, quien con esta primera novela alcanzó la fama, aunque su pelea por los derechos de autor en Estados Unidos la mantuvo alejada de los lectores de su país por quince años, y que hoy en día está siendo muy leída y ya se considera una obra de culto. Las novela está narrada también en primera persona, lo que expresa que ya es una tendencia, y la primera línea lo afirma: “El padre de mi padre era un pastor metodista. Era un hombre alto, apuesto y de noble aspecto; tenía una voz hermosa y grave”. Una obra que desde la primera página captura para ingresar en el grueso volumen. Es una publicación de Random House.

 

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
China mantiene la tendencia a la baja con 10 nuevos casos de coronavirus
noticia AFP
La ayuda internacional llega a India y Brasil rechaza vacuna rusa anticovid

La ayuda internacional de emergencia empezó a llegar este martes a una India sumida en una inédita oleada de contagios y muertes por covid-19, un día después de que Brasil, duramente golpeado también, rechazara importar la vacuna rusa Sputnik V.

noticia Redacción
Continúan las muertes por COVID-19 en Livingston


Más en esta sección

Los cuadros de este caballo se han llegado a vender por 250 libras esterlinas

otras-noticias

Juan Francisco Sandoval fue removido del cargo de jefe de la FECI

otras-noticias

El Salvador registrará 430 mil nuevos pobres en 2021, según estudio económico

otras-noticias

Publicidad