[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

40 años de arte


El Centro Cultural Miguel Ángel Asturias cumple hoy cuatro décadas de vida.

foto-articulo-Cultura

En la mitad del siglo XX el gobierno nacional se planteó la necesidad de construir un teatro. Para ese entonces, el Teatro Colón tenía décadas de haber sido demolido y las salas escénicas en la ciudad eran de regular tamaño. Fue así como durante el mandato de Ydígoras Fuentes se ordenó la construcción de un recinto capaz de albergar este tipo de actividades. No obstante, el proyecto se detuvo por varios años. A inicios de la década de 1970, el gobierno de Julio César Méndez Montenegro reactivó el proyecto y lo comisionó a Efraín Recinos. El producto final vio la luz el 16 de junio de 1978. Hoy cumple 40 años y se erige como el principal edificio cultural del país.

El edificio contrasta con su entorno. Ubicado en la cima de una colina, el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias es un referente visual en el contexto del Centro Cívico. En ese marco, el escritor Javier Payeras lo ubica como líder del conjunto. “Es de lejos, quizá, el edificio insignia de esa modernidad de la ciudad. Es insignia, además, porque son tiempos distintos, la arquitectura del Centro Cívico y la arquitectura del teatro en sí”, apunta.

 

Por su parte, Mario Maldonado, arquitecto y especialista en conservación, lo interpreta desde el exterior y el interior. Sobre su morfología explica que se asemeja al paisaje, “Efraín estudia muy bien el paisaje del valle y el área donde está ubicado y desde ahí vislumbra esta composición y lo interpreta”. Hacia el interior, la opinión de Maldonado va en función de la continuidad: “A lo interno, traslada parte de su visión exterior al interior y con movimiento. Hay muy pocas rectas. Las curvas suavizan los recorridos, los hacen más acogedores. Esto se logra a través de bordear los espacios. Los detalles (lámparas, muebles, alfombras) lo que hacen es unir este tipo de estructuras”.

Algo es cierto, el edificio es transgresor. Payeras, incluso, lo define como una escultura. “Es quizá el edificio más transgresor y visionario que hay en el país. Es la escultura más grande que se ha hecho en Guatemala y quizá la obra de imaginación más potente, al lado de los libros de Asturias”, puntualiza.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Revocan prisión a abogado señalado en caso de FECI
noticia Hugo Guerra/elPeriódico
Galería | El antiguo paso entre Amatitlán y Villa Canales
noticia Washington | EFE
Biden golpea a los oligopolios en un intento de mejorar salarios y precios

Biden, que insistió en varias ocasiones en asegurar que es un “capitalista orgulloso”, una posición lejana a aquella en que los sectores conservadores pretenden encasillarle, argumentó que este tipo de sistema económico debe promocionar una competencia “abierta y justa” para el desarrollo de Estados Unidos.



Más en esta sección

Especial Área 3

otras-noticias

Movilizaciones en la ciudad capital

otras-noticias

Corrompido absolutamente, el poder se queda sin poder

otras-noticias

Publicidad