[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

«Nunca vamos a censurar el diccionario” Darío Villanueva


El presidente de la Real Academia Española habla en esta entrevista sobre la lengua global y la censura ejercida en el idioma por la corrección política

foto-articulo-Cultura

El presidente de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, recibe cada semana en su despacho docenas de peticiones de los hablantes, entre las que hay “auténticas atrocidades” y otras “con fundamento”. “Todas se estudian. (…) La gente piensa que aquí nos reunimos unos cuantos viejitos y ya está, pero se trabaja mucho”, afirma. A lo que no está dispuesto es a “censurar” el diccionario. Y menos en pos de la “corrección política”. Con gesto serio advierte de la “perversa” censura ejercida por sectores civiles en la actualidad y defiende la RAE ante quienes la acusan de machista. Reivindica, además, el español como una lengua global hablada en 23 países.

¿Cómo ha recibido la RAE el proyecto del Gobierno español para proclamar 2019 Año Internacional del Español? En algunas entidades hispanoamericanas hay malestar por el hecho de estar adscrito a Marca España (una oficina estatal que busca mejorar la imagen de ese país). ¿También en la institución que preside?

-Desde que tuvimos noticia del planteamiento advertimos de que era contradictorio un programa sobre “el español global” adscrito a Marca España, que es una oficina con una concepción de mercadotecnia. Era un proyecto ilusionante, necesario, referido al hecho indudable de que el español es una lengua global, por lo que resulta decepcionante para la RAE y para la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE). El problema, que no es pequeño, reside en esa decisión de vincular dicho proyecto a la Marca España. Si se trata de conmemorar el español como lengua global, la organización debe estar “globalizada”. No puede ser  exclusivamente remitida a la política comercial española.

¿Considera peligroso relacionar  lengua y economía?

-No, lo que sería peligroso es ignorar lo que la lengua es primordialmente un instrumento de comunicación, de entendimiento y de creación cultural.

En los últimos meses han surgido algunas polémicas en torno a la actividad de la RAE. Una de ellas  es que se le tacha de machista. Recientemente se cambió una de las acepciones de “fácil”, que se refería a la “mujer que se presta  sin problemas a mantener relaciones sexuales”…

-A veces parece como si se quisiera matar al mensajero. El machismo está en la sociedad y la lengua expresa la sociedad. El diccionario nunca será censurado, esa es la idea más firme: jamás ejerceremos censura porque el diccionario refleja las palabras que los hablantes usan y nadie tiene autoridad para censurar esas palabras. Pero sí estamos continuamente revisando el diccionario para suavizar la manera en que se definen palabras de contenido machista porque muchas veces esa definición viene de hace bastante tiempo y ha habido un cambio magnífico de sensibilidad al respecto.

En la RAE hay ocho mujeres entre 45 académicos, tres autoras en los 34 títulos publicados en su Biblioteca Clásica y solo una entre las 11 ediciones conmemorativas. ¿Tienen previsto hacer algo para aumentar la presencia de la mujer en la institución?

-Es cierto, en este momento la Academia tiene ocho mujeres. Nunca ha tenido tantas. Y en los últimos ocho años han entrado seis de ellas. La primera mujer ingresó en 1978, un año antes de que ingresara la primera en la Academia francesa, por cierto. Efectivamente, ahí hay un problema que viene de donde viene. Nosotros no podemos reconstruir la historia hacia atrás. La estamos empezando a enderezar ahora. En este momento, el segundo cargo más importante en el Gobierno de la Academia, el de la Secretaría, lo de-sempeña una mujer, Aurora Egido. Eso supone un avance.

En las últimas semanas se ha difundido en España una propuesta de “escuela feminista” que pide eliminar del temario educativo lecturas de escritores considerados machistas. ¿Qué le parece?

-Eso es abiertamente una censura. Paradójicamente nos hemos librado de la censura ejercida por el Estado dictatorial, también nos estamos librando de la censura de la Iglesia y, sin embargo, está apareciendo otra censura ejercida por elementos de la llamada sociedad civil quizá incluso más perversa porque antes sabíamos contra quién luchar y ahora no sabemos. Es una deriva verdaderamente peligrosa. Todo lo que tiene que ver con la corrección política es censura. Nunca vamos a censurar el diccionario, jamás.

La fake new es algo que también preocupa en esta sociedad de la posverdad. ¿Qué hacer ante ello?

-Pues nos toca luchar por lo obvio. Una cosa es la verdad y otra es la mentira. Simplemente. O la realidad y la ficción. Hay que saber distinguir entre una cosa y otra. Los escritores parten de la verdad y crean una ficción. Esto es magnífico. Pero en política no se puede permitir. A Joseph Goebbels, que fue ministro de propaganda de Hitler y filólogo, se atribuye la frase “Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”. El problema es que ahora ya no es necesario repetirla mil veces. Hay una capacidad de credibilidad por parte de la gente que es muy peligrosa. La emocionalidad está sustituyendo a la racionalidad.

Hablando de emocionalidad, ¿se imagina a un robot escribiendo poesía que emocione?

-Hay gente que se emociona al ver un queso de cabra. Yo en eso de las emociones… no entro. La poesía emociona porque formalmente está muy lograda y porque el que lee proyecta sobre esas palabras sus propias vivencias. La máquina puede crear un endecasílabo, sí, pero la emoción depende de que el lector proyecte su propia sentimentalidad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Juan Carlos Monzón volverá a declarar en contra de Baldetti

El MP busca que un automóvil, dos cuatrimotos, una cámara de bronceado y un aparato para rejuvenecer la piel pasen a poder del Estado.

noticia Mario A. García Lara
Pensiones demagógicas

Lamentablemente esas iniciativas son irresponsablemente demagógicas, porque son financieramente inviables.

noticia Claudia Ramírez elPeriódico
Juzgado programa primera declaración de Sinibaldi en el Caso Arca

Según las autoridades el exministro de Comunicaciones está implicado en tres procesos penales.



Más en esta sección

Sector de alimentos rechaza nuevas tasas de servicios del Ministerio de Salud

otras-noticias

Manifestantes de Sololá piden la renuncia de Giammattei

otras-noticias

CC deja en suspenso diligencias de antejuicio contra magistrados Gloria Porras y Francisco de Mata Vela

otras-noticias

Publicidad