[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

Quincy Jones suelta la lengua


El mítico productor musical estadounidense, que lanzó al estrellato a Michael Jackson, concede una polémica entrevista a la revista Vulture.

foto-articulo-Cultura

Pocas entrevistas se dan hoy en día a calzón quitado. La de Quincy Jones a la revista Vulture es un espléndido ejemplo y una de las más cargadas de los últimos tiempos, una conversación desenfadada pero brutal donde la gran leyenda de la producción musical estadounidense no deja títere con cabeza. A punto de cumplir 85 años y de lanzar un servicio de streaming, Qwest TV, Jones se confiesa desde el salón de su casa en Bel-Air, uno de los barrios más exclusivos de Los Ángeles, California.

Para empezar se ocupa del ídolo musical por antonomasia en el mundo del pop, de Michael Jackson, el cantante con el que trabajó en sus discos más importantes y al que hoy describe con crudeza. “Odio hablar de esto públicamente, pero Michael se robó un montón de cosas”, dice, incluyendo una parte de State of Independence, de Donna Summer, para uno de sus temas estrella, Billie Jean. “Las notas no mienten, amigo. Era tan maquiavélico como se pueda llegar a ser. Avaricioso, amigo, avaricioso”.

Habla además de las constantes operaciones de cirugía estética del cantante, que siempre justificaba “por algún tipo de enfermedad que decía que tenía. Sandeces”, una obsesión con su apariencia que le alimentó su padre. “Le decía que era feo y  abusaba de él”.

 

Los peores músicos del mundo

Tampoco The Beatles salen muy bien parados. “Eran los peores músicos del mundo. Eran unos hijos de puta que no sabían tocar. Paul (McCartney) era el peor bajista que he escuchado en mi vida. ¿Y Ringo? Ni me hables”.

Jones recuerda una ocasión en un estudio de grabación con George Martin, el productor de la banda británica, en que Ringo no fue capaz de recomponer un tramo de un tema que no sonaba bien. “No fue capaz”. Así que llamaron a otro batería en su ausencia para que enmendara  el problema.

Tan mala es su opinión de The Beatles como  del rock en general, un género que califica de la “versión para blancos del rhythm and blues”.

Las piernas de Ivanka

Pero no solo de música se ocupa Jones en su charla. El racismo es el asunto que más le preocupa a nivel nacional, avivado por “Trump y su pandilla de ordinarios sin educación. Trump solo les está diciendo lo que quieren oír. Yo solía pasar tiempo con él. Es un loco de atar, limitado mentalmente, megalómano, narcisista. No lo puedo soportar. Antes yo salía con Ivanka, ya sabes”.

Un dato, sin embargo, que el periodista desconocía. “Sí señor. Hace 12 años. Tommy Hillfiger, que estaba trabajando con mi hija Kidada, me dijo: ‘Ivanka quiere cenar contigo’. Tenía las piernas más bonitas que he visto en mi vida. El padre equivocado, sin embargo”.

En realidad, nada de lo que dice tiene desperdicio, liberado quizá por los años y la experiencia que le contemplan.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Gerson Ortiz
Sismo de magnitud 4.8 sacude a Guatemala en el primer día de 2021
noticia Sputnik
La historia del espía que preservó la isla del tesoro
noticia AFP
Atlético de Madrid, a curar heridas

El Atlético de Madrid regresa a LaLiga española, competición donde domina como líder y en la que el sábado se mide al Athletic de Bilbao en la 18ª jornada, con la misión de demostrar que su eliminación del miércoles en la Copa del Rey fue un mero accidente.

 



Más en esta sección

Los Biden, la nueva “primera familia” de Estados Unidos

otras-noticias

Gobierno anunciará nuevas medidas para frenar segunda ola de contagios

otras-noticias

Continuarán los operativos en contra de la defraudación y contrabando aduanero

otras-noticias

Publicidad