[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

William Kentridge, Premio Princesa de Asturias de las Artes 2017


El artista multidisciplinar sudafricano, profundamente comprometido con la realidad de su país, es autor de una obra que combina poesía y contenido sociopolítico

foto-articulo-Cultura

El artista sudafricano William Kentridge (Johannesburgo, 1955) ha sido galardonado este 2017 con el Premio Princesa de Asturias de las Artes. Según el acta del jurado, Kentridge “ha expresado en su obra emociones y metáforas relacionadas con la historia y la realidad de su país, que trascienden, sin embargo, estas últimas, y plantean cuestiones esenciales de la condición humana, combinando temas en que predomina la investigación puramente poética y estética con los de contenido sociopolítico. Se trata, por tanto, de un artista profundamente comprometido con la realidad”.

Creador meticuloso y profundo, ha utilizado el dibujo, siguiendo la mejor tradición, como principal instrumento de expresión artística, a través no solo de las obras sobre papel, el collage, el grabado y la escultura, sino también del videoarte, las películas animadas, las instalaciones y la escenografía, tanto en teatro como en ópera. En la última década ha recibido el reconocimiento de grandes museos como el Louvre de París y el MoMA de Nueva York, con exposiciones celebradas en ellos sobre el conjunto de su obra, que representa la contribución más destacada del continente africano a la creación artística contemporánea con proyección mundial.

Trayectoria

Nacido en Johannesburgo (Sudáfrica) el 28 de abril de 1955, Kentridge es hijo de dos abogados especializados en las víctimas del apartheid. Su padre, Sir Sydney Kentridge, desempeñó un papel destacado en juicios como The Treason Trial, ocupándose de la defensa de Nelson Mandela. Esta circunstancia determinó su formación universitaria antes de dedicarse al arte. Kentridge estudió Ciencias Políticas y Estudios Africanos en la Universidad de Witwatersrand, donde se graduó en 1976. Posteriormente, se matriculó en Bellas Artes en la Fundación de Arte de Johannesburgo. En los años ochenta se trasladó a París para estudiar teatro en la Escuela Internacional de Teatro Jacques Lecoq y trabajó como director artístico en series de televisión, antes de comenzar a crear animaciones a partir de sus propios dibujos. Desde los años noventa ha combinado la práctica del dibujo con el cine y el teatro, convirtiéndose en un artista multidisciplinar que ha cultivado, además, la escenografía, el collage, el grabado, la escultura y el videoarte.

Se dio a conocer fuera de su país tras su participación en la feria Documenta X de Kassel (1997) y en las bienales de São Paulo (1998) y Venecia (1999). Desde entonces, sus dibujos animados o “películas dibujadas”, han recorrido las salas de los centros de arte más prestigiosos del circuito internacional. A diferencia de otras técnicas de animación, la suya consiste en la filmación de dibujos que modifica una y otra vez, borrando y añadiendo trazos de inspiración expresionista, según los expertos, por medio de una paleta monocroma con ligeros toques de pastel azul o rojo.

“Less Good Idea”

A partir de 2003, Kentridge comenzó a interesarse por la escultura y la videoinstalación y a incluir referencias al teatro, la ópera y el cine en sus nuevos trabajos. En la última década ha mostrado su producción artística en el MoMA (Nueva York), que le dedicó una retrospectiva en 2010, el Albertina Museum (Viena), el Louvre (París) y el Museo de Bellas Artes de Budapest, entre otros museos. En 2012, la crítica internacional destacó su participación en Documenta 13. En 2016 fundó en Johannesburgo el centro Less Good Idea, un espacio destinado a la creación artística de proyectos multidisciplinares.

El Premio Princesa de Asturias de las Artes está dotado con una escultura de Joan Miró, la cantidad en metálico de 50 mil euros, un diploma y una insignia. Antes que William Kentridge, lo ganaron la actriz Nuria Espert (2016), el cineasta Francis Ford Coppola (2015), el arquitecto Frank Gehry (2014) y el director de cine Michael Haneke (2013).

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia César Flores Soler / Colaborador elPeriódico
Hombre vinculado al asesinato de Sharon llega a tribunales para audiencia de primera declaración
noticia EFE
El rigorista Raisí logra un abrumador triunfo en las presidenciales de Irán

De los 59 millones de iraníes convocados a las urnas, solo acudieron el 48.8 por ciento, el dato más bajo de todas las presidenciales celebradas desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979.

noticia AFP
Verstappen domina las pruebas en Baréin

Tras haber sido el más rápido en los ensayos de pretemporada, hace dos semanas también en el circuito de Sakhir, el holandés Max Verstappen dominó las dos sesiones de entrenamientos libres con las que se abrió este viernes el Gran Premio de Baréin, primera cita de la temporada de 2021.

 



Más en esta sección

Benjamín Levy Aguilar, el nuevo rostro guatemalteco en Hollywood

otras-noticias

Expresidente salvadoreño Sánchez Cerén recibe nacionalidad nicaragüense

otras-noticias

Juan Francisco Sandoval se reúne con altos funcionarios de los EE.UU.

otras-noticias

Publicidad