[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

La fórmula sonora de Andersen


Este miércoles 13, el trío dirigido por el bajista noruego Arild Andersen explorará terrenos vanguardistas del jazz.

foto-articulo-Cultura

La importancia de su trabajo ha crecido al paso de cada disco. Recién el bajista y director noruego Arild Andersen, junto al saxofonista tenor el escocés Tommy Smith y el batería italiano Paolo Vinaccia, marcó un hito en el mundo del jazz contemporáneo al grabar uno de los discos más alabados por la crítica: Live at Belleville (2008) bajo el mítico sello ECM. Hay que recordar que Andersen cultivó una forma de creación musical durante casi 40 años al lado de uno de los dioses del jazz contemporáneo de Noruega, Jan Garbarek, a lo largo de de 20 álbumes. Ello le ha permitido cincelar sus propias obras maestras. Ahora, este miércoles 13, el trío se presenta en la sala del teatro Lux (6a. av. 11-02 zona 1), a partir de las 19:00 horas, con admisión gratuita.

Un resumen actual

Durante este concierto, como lo mostró el año pasado, ofrecerá tonadas largas, por ratos paisajistas e introspectivas, y por otros fieras y experimentales con improvisaciones inteligente y virtuosas. La música de Andersen está inspirada en la música folclórica de Noruega, pero también en el avant garde, free jazz, modern creative y en el post bop. Su obra toma mucho de lo que aprendió también con George Russell, es decir, del concepto cromático lidio de organización tonal, que se refiere a una forma de ordenar las escalas.

En vivo, como notará el respetable, su bajo acústico se asiste de artilugios electrónicos (pedal). Algunos piensan en Charlie Haden, cuando lo escuchan. Toca libres formas de improvisación, con un sentido de exploración que sorprende. Seguro, en este concierto, echará mano de las composiciones escritas en los dos discos grabados con el trío, el ya mencionado arriba y Mira. Por supuesto, este formato (bajo acústico, sax y batería) es de por sí riesgoso, de hecho interesante e inusual en la escena, y que el mismo Andersen creó para sacudir los nuevos cimientos del jazz contemporáneo. El impacto fue inmediato. Sobre todo por ese enorme poder del trío, su precisión y dinamismo.

Escocia e Italia

Hay que decir que Smith, posee un altísimo control sobre el instrumento, ya ha tocado con Gary Burton, Jack de Johnette, Kenny Barron y Chick Corea. Además de grabar sus propios proyectos (su primer disco cuando tenía 16 años) hoy es director oficial de la Orquesta Nacional de Jazz de Escocia y director artístico del Royal Conservartoire of Scotland. Y en el caso de Vinaccia, ha participado en más de cien álbumes de pop hasta world music. Su amplio abanico de estilos ha sorprendido en la escena del jazz. Ha tocado con el guitarrista Terje Rypdal y lo mismo con el estupendo pianista hacedor de nu jazz Bugge Wesseltoft.

Trío personal

Según comentó Andersen, “este trío es mi banda ideal, una banda que no necesita bajista. Comparable a veces al saxofón. En algunos temas solo puedo exponer o deslizarme a cualquier parte que quiera. La energía se mueve alrededor. Hay piezas en las que alzamos un solo de saxofón y subir, subir, subir y de pronto retornar al tema y tornarlo todo sereno. Esa emoción simétrica de tres músicos es muy importante para mí, y en este trío finalmente lo encontré. También, sin teclado o guitarra, puedo emplear mis accesorios electrónicos con mayor libertad”.

Como ve, Andersen no es un músico que acaba de surgir. No, el bajista lleva ya largo camino recorrido, en el que ha tocado en diferentes formatos (tríos, cuartetos, incluso con la Orquesta Nacional de Jazz de Escocia), además ha acompañado a músicos de la talla de Don Cherry, Stan Getz, Pat Metheny, Nana Vasconcelos, John Scofield y George Rusell. Sí, estaremos ante uno de los bajistas de jazz más respetados de su país.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Roberto Blum
La fragilidad de las democracias

“¿Qué significa todo esto? ¿Estamos viviendo el declive y la caída de una de las democracias más antiguas y exitosas del mundo?” Ojalá que no sea así.

noticia AFP
Cinco mujeres mueren en Yemen al caer un proyectil en sala de fiestas
noticia AFP
Desempleo cae en Costa Rica pero sigue en niveles históricos por pandemia


Más en esta sección

Convocan a una manifestación ante la CC para este viernes

otras-noticias

Nestlé sigue impulsando el corazón de Guatemala

otras-noticias

CSJ aprueba que postulantes a la CC estén afiliados a un partido político

otras-noticias

Publicidad