[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cultura

Niños, futuro del jazz


En el ambiente del jazz a nivel mundial surgen más niños prodigio. Tal parece que encuentran mucha diversión en las armonías y acordes complejos, y en los ritmos desandados de la música clásica y del pop comercial. Joey Alexander está hoy a la cabeza.

foto-articulo-Cultura

Tanto en la música clásica como en el jazz, los niños prodigio son numerosos. La razón con certeza no se sabe, pero lo que sí se sabe es que tanto en uno como en otro estilo dan muestras de una peculiar forma de entender y expresarse en la música. A veces con un aplomo inexplicable. Tal es el caso del actual pianista sensación Joey Alexander, que a sus 11 años, lanzó hace pocas semanas su disco debut My favorite things, flanqueado por dos grandes músicos, el bajista Larry Grenadier (Brad Mehldau y Pat Metheny) y el batería Ulysses Owens (WyntonMarsalis, Kurt Elling).

 

 

Intuitivos

 

Como ve, Grenadier involucrado en las fuentes más arrolladoras del género, dijo que, “estaba cauteloso” a la invitación que se le hizo de grabar con Alexander. “Típicamente con los que me encuentro, son con niños prodigio surgidos de alguna clínica de jazz que se imparten en Europa Occidental, que han acumulado un montón de conocimientos. En cambio Joey viene por la vía intuitiva y de ese modelo de tocar en forma colectiva que me resulta hermoso ver”.

 

Joey Alexander

Joey Alexander

 

El chico se toma en serio su oficio. Reconoce lo difícil que es tocar jazz. Todavía tiene esos rasgos infantiles, pero cuando se sienta al piano parece que una vieja alma jazzística, agazapada en él, se manifiesta. Lo cierto es que su acercamiento al género ocurrió a través de los discos que su padre, Denny Sila, llevó a Jakarta, Indonesia, de donde es originario, en los años noventa, después de graduarse en finanzas en la Universidad Pace, de Manhattan, Nueva York.

 

 

Más niños

 

Otros casos afloran hoy mismo. Como la saxofonista Grace Kelly, que a los 12 años ya había grabado su primer disco; el niño invidente de diez años, originario de Bolivia, el pianista José André Montaño, que incluso la BBC Mundo ya le dedicó espacio en la televisión; el batería de diez años, Kojo Roney, que ya realizó una gira por Europa, además ha tocado con los grupos de Lenny White y Al Foster; y el guitarrista eslovaco Andreas Varady, que hizo su debut discográfico a los 13 años, apadrinado por Quincy Jones.

 

Recuérdese que desde el siglo pasado se sabe de niños de esta naturaleza en el jazz, como Bix Beiderbecke, que allá a inicios del siglo XX tocaba el piano de forma autodidacta y poco después la corneta. Desde entonces el género ha tenido este tipo de niños como la pianista Mary Lou Williams; el batería Buddy Rich; los pianistas Herbie Hancock y Keith Jarrett, el batería Tony Williams, la también batería Terry Lynne Carrington o el batería Dennis Chambers.

 

Kojo Roney

Kojo Roney

 

 

Más cerca

 

Un poco más reciente se puede añadir al guitarrista Bireli Lagrene, que se decía, era la “virtual reencarnación de Django Reinhardt”; y el trompetista Wynton Marsalis; el pianista Indra Lesmana, originario de Indonesia. En los últimos cinco años apareció el joven pianista ruso Eldar Djangirov, que ya grabó para Sony Classical; Taylor Eigsti, que tocó con Dave Brubeck a los 11 años; y la sorprendente pianista japonesa Hirome Uehara, que a los 14 tocó con la Orquesta Filarmónica Checa y con Chick Corea.

 

En el ambiente del jazz se desconfía de los niños prodigio, porque por un lado parece que lo suyo es mimético o en el peor de los casos parodias. Se critica que un sector de la escena del jazz, a veces los emplea como carnada para atraer público a los conciertos o festivales. Pero también es cierto, que niños como Hancock o Jarret por mencionar dos, mostraron que los estímulos en su niñez fueron cruciales para crecer y convertirse en los baluartes que hoy son. Innegablemente algunos de estos niños son las voces futuras del jazz.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Gonzalo Marroquín Godoy
Enfoque Nuestra Guatemala convertida en ¡¡¡enchilada!!!

(Enchilada: dícese del plato típico chapín que se elabora con varios ingredientes y productos que se mezclan sobre una rica tostada).

noticia Evelyn Boche eboche@elperiodico.com.gt
Más cocaína y sintéticos, menos dólares y amapola

Las incautaciones de drogas y bienes reportadas por autoridades antinarcóticas evidencian cambios en el mercado y modos de operar.

noticia Luisa Paredes / Cindy Espina
Juez bloquea aplicación de acuerdo migratorio entre EE. UU y Guatemala

De acuerdo con datos del Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) entre noviembre de 2019 al 16 de marzo de 2020, se trasladaron a Guatemala bajo el ACA a un total de 939 centroamericanos.



Más en esta sección

Chilenos salen a votar en referéndum constitucional a pesar de la pandemia

otras-noticias

Muere el presidente de Samsung, Lee Kun-Hee

otras-noticias

PNC rescata a mujeres que eran obligadas a prostituirse en Chiquimula

otras-noticias

Publicidad