[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Azafates ovalados: el del fiambre

opinion

SOBREMESA

Guardo con cariño del bueno, varios objetos que pertenecieron a mi abuela, como los  tres azafates ovalados y de buen tamaño en donde mis antepasadas y luego mi madre sirvieron los platillos insignia de la familia: los ravioles en salsa de tomate asado, el borracho nadando en su salsa y el fiambre. 

El más grande, ancho y profundo ha sido por más de un siglo, el del fiambre, receta tan antigua como el plato mismo, sazonado con mostaza criolla, pimientas recién molidas y una larguita y picosa como un palillo llamada cordoncillo, ingrediente que como el carbono 14  pone en evidencia la antigüedad de la receta. 

De los tres, es sin duda alguna mi azafate favorito por su diseño expandido, pero también profundo ya que su hondonada tiene la capacidad de albergar lo suficiente para suplir a más de 12 comensales hambrientos.

Por sus dimensiones alargadas es fácil extender la ensalada rojiza del curtido agridulce del fiambre, sembrar las florituras de su adorno, y formar el jardincito colorido y barroco de ceiba de chile chamborote  en el medio, con  sus arriates de hojas de lechuga colocha plantadas con rosas rojas de rábanos tiernos. 

El azafate tiene su historia y  sentimiento, ya que viajó en las alforjas de migrante de mi bisabuelo, desde un pueblo refundido en la vascongada  española a la  deshabitada y destruida ciudad de La Antigua Guatemala. Y resultó que, en la nueva patria  de cielo azul, zopes voladores y volcanes, el azafate grandote y hondo que había atravesado el océano y que en la tierra natal de los antepasados lo utilizaban para las torrejas de pan viejo rebozado en miel, quedó como anillo al dedo para montar y servir el fiambre, y con la profundidad exacta para el caldillo milagroso, el que le da el punto y aparte encurtido de verduras con carnes  que degustamos los chapines cada 1 de noviembre, día de difuntos.

El azafate llegó a mis manos ya baldado, con una cicatriz notoria  en su ala derecha. Un lunar opaco y sin brillo, muy visible al comensal; imperfección que  a muchos les resultaría mortal o improcedente  para el uso festivo,  pero que a mí me hizo quererlo más, apreciarlo más, porque deduje que aquella imperfección o descascaro fue el resultado de alguna pequeña tragedia de viaje o de casa: el azafate escurriéndose de las manos por el jabón de coche y el estropajo, hasta caer de rebote en la piedra de la pila. Luego, el regaño funesto, el poder de la culpa, el asareo, la vista al suelo, la mudada en un tanate de sábana vieja y la puerta que se cierra por el despido por el de  plato de loza blanca.  

Cuando me entregaron los azafates que habían habitado su tiempo en la casa del Centro, yo aún vestía de luto. 

En la pieza en donde había funcionado el comedor, los empaque con sumo cuidado, con muchísimas hojas de periódico para que llegaran intactos a su  nuevo destino. Al desempacarlos, fue amor a primera vista. Sentí que una pequeña, pequeñísima, pequeñisísima parte de la casa materna, la del callejón Normal, de la infancia, en la que mi madre había construido devociones y costumbres y arropado con macetones de azaleas y canarios llegaban como un legado a la nuestra. Para que se  cumpliera el sortilegio y se prolongara un ciclo más, la tradición esa fuerza que mueve montañas,  da identidad y carácter y que es la de nunca acabar.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Phillip Chicola
Un perfecto retrato

Las últimas 24 horas del régimen Morales.

noticia AFP
Medicina reduce riesgo severo del coronavirus
noticia Tulio Juárez
Q2 millones cobró en un año la clica “Crazy Rich” por cadena de extorsiones y tres asesinatos

Fuerzas de seguridad ejecutan 62 allanamientos en la capital y Chinautla en busca de pandilleros.



Más en esta sección

360º a vuelo de pájaro

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Allan Rodríguez es reelecto con el apoyo de 107 diputados

otras-noticias

Publicidad