[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

¿Dónde estás, amor?

opinion

Follarismos

Quizá la pregunta no debería ser dónde estás, sino qué eres. Porque cada persona arrastra una representación individual de lo que entiende por amor y al final de cuentas hay tantas nociones de amor como cabecitas o corazoncitos lo sienten o lo imaginan. Claro que también hay ideas comunes sobre el amor y mapas estereotipados que hemos heredado de las convenciones construidas por nuestros abuelos, padres y familiares, y que encuentran su origen en la cultura, en la escuela, en las ideologías religiosas, en la literatura, en las telenovelas, en el cine y en las modas. En definitiva, nadie sabe muy bien de qué estamos hablando cuando hablamos de amor, y tampoco sabemos muy bien dónde es que hay que buscarlo.

Algunas posibles clasificaciones en función de los terrenos a los que se aplica ese sentimiento que provoca remolinos oscilantes entre la ternura contenida y la pasión desbordada, podrían ser, en orden de popularidad, el amor galante y erótico, luego el amor filial, el fraternal, también los amores más abstractos como el amor al prójimo y a la justicia, el amor al dios de cada quien, el amor a un oficio o a hacer bien las cosas y el amor al planeta, y por último, esos dos amores terribles que se han transformado en una esclavitud patológica al dejar de ser un medio para convertirse en un fin en sí mismos, estoy hablando de la ambición irrefrenable con relación al poder y al dinero.

En nombre de estas dos últimas querencias, ¡cuántos crímenes no se han cometido en la Historia! Por dichas pasiones, una vez convertidas en las drogas más potentes que el ser humano haya inventado jamás, gobiernos, pueblos, ejércitos, iglesias y religiones se han lanzado a las aventuras más descabelladas y sangrientas, más destructivas e injustas, aplastando a poblaciones y pueblos con sus pabellones y estandartes, sus himnos y cánticos de guerra, sus mitologías y delirios, con sus retóricas, propagandas y justificaciones, vestidas de retorcidas y oscuras intenciones. En semejantes campos de batalla, a menudo no es difícil definir quiénes han sido los sátrapas, pues invocan la democracia y la libertad como objetivos superiores, mientras se huevean con descaro y cinismo el petróleo, el oro, los recursos y hasta la dignidad de los designados como peligrosísimos enemigos.

En el plano psicológico, pienso que buena parte de nuestros sufrimientos en los temas del amor tienen que ver con disfuncionalidades debidas a malas o pésimas relaciones de comunicación con los padres, o con la pareja o con los hijos, o con el jefe, o con los colegas, o con los vecinos. Uno de los problemas de base reside en nuestra cultura y, más concretamente, en la sociedad que nos ha tocado vivir, porque aquí no se enseña ni se favorece el aprendizaje de estrategias de comunicación simples, sanas y directas que impliquen el respeto del otro y sobre todo la autoestima personal, de manera que las carencias que arrastramos desde que nacemos nos conducen a distorsiones posteriores casi insolubles en el ejercicio del amor, y no solo del amor erótico, sino de todos los amores posibles e imaginables, porque en suma, difícilmente hemos aprendido a amarnos, a comunicar con nosotros mismos y a descubrir el goce de apreciar y respetar a los demás.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos
Un tercio de los infectados por COVID-19 en Centroamérica corresponde a casos activos

Costa Rica y Panamá son los únicos países de la región que señalan que se encuentran atravesando la segunda ola de contagios.

noticia Luisa Paredes
MP presenta acusación contra 34 involucrados en caso de plazas “fantasma” en el Congreso

Fiscalía sostiene que cobraron salarios en ese organismo del Estado sin haberse presentado a trabajar.

noticia Ferdy Montepeque elPeriódico
Vinculados a partidos políticos buscan dirigir el Conamigua

El perfil aprobado para optar al cargo exige experiencia, conocimiento en materia de atención a migrantes, así como méritos éticos y de idoneidad.



Más en esta sección

Si Biden gana la elección en EEUU, emergen los temores de una “transición” caótica

otras-noticias

Filipinas evacua a casi un millón de personas ante tifón Goni

otras-noticias

Kamala Harris, una candidata a la vicepresidencia que ya marca la historia

otras-noticias

Publicidad