[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Genio y actualidad

opinion

Viaje al centro de los libros.

Las novedades editoriales nos van llegando hoy en día con bastante rapidez, y los programas internacionales están al alcance. Televisión española mantiene programas semanales de entrevistas e información de actualidad, aunque ya no son como las clásicas A fondo de Joaquín Soler Serrano, o las de Sánchez Dragó (que a pesar de su petulancia eran de audiencia obligada), o de Antonio Skármeta, sino tenemos que conformarnos con esa especie de revista contemporánea, Página Dos, a la que regreso cada semana porque de vez en cuando surge algo valioso, pero me irrita, porque ya no seduce ni provoca deseo de leer las novedades, orientados más a los libros de distracción, cuando de la literatura se espera el poder de asombro.

Explorando en otras fuentes, para alentarme, tropecé con la entrevista que en Chile realizaron a Mario Vargas Llosa sobre las obras que lo marcaron, donde con gran brillantez compartió la memoria de la llegada de Jorge Luis Borges a París a inicios de la década de los sesenta, a dar una conferencia en la Sorbona sobre Shakespeare. Luego de Lawrence Durrell y Ungaretti, le tocó el turno al argentino desconocido, sesentón que pasó al frente medio en la sombra a sorprender al auditorio en perfecto francés del siglo XVIII. Su inteligencia deslumbró. Allí, entre el público, se encontraba el joven escritor peruano como testigo. Al terminar su intervención, que fue atendida en total silencio, el público lo ovacionó. Así nació Borges, quien ya había escrito sus grandes obras pero aún no era reconocido, ni en su patria.

Cuenta Vargas Llosa que en los días siguientes, Borges volvió a dar una conferencia sobre literatura fantástica en la casa de América Latina, y que no quedó espacio libre, la fauna intelectual parisiense estaba en primera fila, y entonces vino la avalancha, que contagió al resto del mundo.

Borges resultó ser una celebridad universal. Su obra escapa de todo localismo, pero es local, y en los buscadores actuales se encuentran sus entrevistas con Soler Serrano, o con Octavio Paz, o sus charlas en universidades, donde impera el espíritu ilustrado.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Juez salvadoreño condena a 373 pandilleros por delitos graves
noticia Ricky Lopez Bruni
La de Madikwe
noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
AMSA limpiaría el lago con agua oxigenada y sal

Los informes del Inacif revelaron que la fórmula estaba compuesta por un plaguicida muy tóxico.



Más en esta sección

La del GPS

otras-noticias

Partidos no pagan multas, pero recibirán Q20.5 millones por financiamiento

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Publicidad