[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

País feudal

opinion

follarismos

Siempre, cuando suceden tragedias como la que aconteció el domingo pasado a raíz de la erupción del volcán de Fuego, tragedias que suelen repetirse de una u otra forma cada 13.3 meses según el cálculo del consultor Félix Alvarado, se revela la inmensa vulnerabilidad –por no decir orfandad– en la que vivimos los guatemaltecos, sobre todo aquellos que han sido marginados social y económicamente desde hace siglos y que habitan en zonas de alto riesgo y carecen de posibilidades concretas para obtener los servicios (salud, habitación) esenciales, además de un trabajo que les permita vivir con un mínimo de dignidad. El noventa por ciento de las poblaciones vulnerables de Guatemala son personas pobres, excluidas del pastel que conmemora cada 15 de septiembre la famosa “independencia”, cuya realidad es válida solo para una ínfima minoría. Las crisis originadas en estos desastres nos muestran, por un lado, la ausencia de un Estado

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción Deportes
Santa Lucía gana y complica a Cobán
noticia EFE
Presidente peruano insiste en negar presuntos actos de corrupción
noticia Redacción Cultura
“El callejón de las almas perdidas” sigue en cartelera


Más en esta sección

Estrenamos pódcast

otras-noticias

¡Caluroso recibimiento a la Selección Sub-20! 

otras-noticias

Infografía | Una red vial escasa y en mal estado

otras-noticias

Publicidad