[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Centroamérica cuenta

opinion

Viaje al centro de los libros

Desde el 2013 viene realizándose en mayo, en Nicaragua, una actividad literaria singular, promovida por el escritor Sergio Ramírez, reciente ganador del Premio Cervantes. Este año correspondía la sexta edición, y ha sido suspendida o retrasada debido a la cruel condición que enfrenta dicho país hermano, donde unas pensiones a adultos mayores y el mal trato dado a los ancianos, hizo estallar la rebeldía de la juventud en el país más estable económicamente y de mejores índices de desarrollo en comparación con el trifinio. La población sometida a las decisiones totalitarias del mandatario Daniel Ortega estalló, y salió a las calles a protestar, y la reacción represiva del Estado estimuló la explosión social.

El encuentro literario de Ramírez es el único en su género en la región, porque acuden invitados de primer orden de todo el mundo, llegan editores, traductores, estudiosos internacionales de las letras, y los autores de la región pueden así ir conociéndose entre ellos, compartir y sentirse más como parte de una región a la que pertenecen.

Cada año se premia a un cuentista y se lo envía a intercambio a países del primer mundo, para vivir la experiencia de dedicarse a escribir en medio de un ambiente privilegiado. Por lo menos tres jóvenes guatemaltecos fueron elegidos en las cinco ediciones previas del encuentro, así que es una lástima que se interrumpiera. Ojalá los organizadores consideren que por ser un encuentro centroamericano cambien la sede, se trasladen de país, pero que no se apague lo que funciona y cumple la función que los Estados no pueden brindar por la falta de espíritu centroamericanista. Es más, el Parlacen debería de apoyar estos esfuerzos independientes.

En Nicaragua, para mientras, la gente manifiesta hasta el cansancio, pidiendo la renuncia a un gobierno que siguiendo el estilo de Nicolás Maduro se hará de oídos sordos. Las acciones violentas tienen parado el hermano país, hay jóvenes muertos y el ánimo está caldeado. Hasta las juventudes sandinistas se han volteado en contra de su líder, y en acto que yo lamento, han caído los árboles metálicos de Rosario Murillo en un país donde la naturaleza es exuberante, y que le daban tanta personalidad a Managua. La destrucción de símbolos puede acabar hasta con lo bueno, y eso es lamentable, porque derrumbando lo singular no se triunfa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Méndez Vides
El espectáculo de Baldetti

“Los reflectores solo apuntan hacia lo que se pueda destrozar”.

noticia AFP/AP
Clinton y Trump emprenden la recta final de campaña

Ambos candidatos presidenciales visitaron ayer Ohio, considerado estado clave en la contienda electoral.

 

noticia Lorena Álvarez elPeriódico
Turismo enfrenta dificultades por inseguridad e infraestructura

Los costos en promedio se elevan diez por ciento para cubrir los aspectos de seguridad.



Más en esta sección

Alcaldes, un apoyo a Giammattei condicionado a Presupuesto

otras-noticias

Vicepresidente pide al CIV dar una respuesta urgente para Izabal

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Publicidad