[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Arzú vive

opinion

EL BOBO DE LA CAJA

Su parentela, sus amigos y allegados, el bullicioso coro de admiradores que lo encumbraron y el discreto pero nutrido club de vecinos/súbditos que aún simpatizaba con él siguieron pesarosos el desfile de ajados ribetes medievales, vitorearon a su paso el féretro entonando odas en su honor y derramaron lágrimas mientras los vicarios del Más Allá honraban al finado dándole cristiana sepultura. Descanse don Álvaro en brazos de YAHWEH.

En cambio, algunos de sus detractores y adversarios (que también son muchos) dudan aún del fallecimiento y dan rienda suelta a delirios paranoicos y alucinan con teorías conspirativas sugiriendo inquietantes hipótesis. “Mi huevo si ese cerote está muerto”, rezongó un amigo. “Para mí que es un montaje y lo tienen escondido. Él mismo dijo que tenía una guarida donde nadie nunca podría hallarlo”.

Puestos a disparar la imaginación yo me lo hago rodeado de putas y compinches jugando a las cartas (a falta de golf, aunque sea Póquer y Manotazo) en el sótano del Palacio de la Loba. Una de las paredes luce repleta hasta el techo de pantallas de circuito cerrado mostrando, en tiempo real, el hilo de los asuntos dejados a medias: las reuniones del Gabinete de Jimmy, las sesiones del Congreso de Junior, los atascos del tráfico en las distintas arterias de la ciudad. Completan el elenco, pálidos tras décadas de no ver la luz del sol, Elvis Presley, Pedro Infante y la plana mayor de los chafarotes que integran La Oficinita. Sólo joyas.

Uno de mis hermanos, con acceso a su círculo más próximo, llevaba ratos insistiendo con que el Alcalde me quería conocer. Nunca tuve claro los motivos. Al principio temí un sermón a quemarropa en represalia por los trapos sucios que le saqué alguna vez. Incluso llegué a comunicarme con el que le llevaba la agenda. “Pregúntele si a su criterio yo soy de los periodistas a los que se les paga o de los que merecen que se les pegue”, pedí, rascando el hormiguero.

Lo intentamos en dos o tres ocasiones, pero no hubo modo de coincidir. Lástima: tengo especial fascinación por esa veta de personalidades megalómanas cuya trayectoria, abundante en claroscuros, pareciera querer ubicarse más allá del bien y del mal.

“Fue un racista terrible. Vi de cerca la mafia en el sector de la construcción y su responsabilidad en sacrificar parques y espacios comunes”, me confió una aquilatada colega. “A él le debemos la práctica a gran escala de pagar favores personales creando plazas fantasma”, asegura alguien que lo conoció de cerca. “Dejó instalada una base de empleados de nivel medio con atribuciones claras, vocación de servicio y notable sentido de pertenencia, todo eso bajo una administración más o menos funcional”, reconoce un ex fiscal del Ministerio Público, cuate mío, que en su momento recibió instrucciones de contarle las costillas.

Cada mico en su columpio, recuerdo que era uno de los eslóganes de campaña que lo llevó a la presidencia. Como diciendo: los pobres que se mueran y la clase media que se aguante, porque los ricos ya estamos cabales. Lo peor es que esa mentalidad es la que le permitió ganar cinco veces la alcaldía.

Más allá de su muerte, es probable que permanezca entre nosotros durante largo tiempo, plenamente institucionalizada, la práctica de “robar haciendo” que caracterizó a su gobierno. “Hueveó, pero no tanto”, le concede mucha gente todavía.

A ese paso no estamos lejos de provocar que alguien como él gane las próximas elecciones.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Kevin Sieff - THE WASHINGTON POST / Traducción por Vanezza Pappa.
La selva tropical guatemalteca: selva frondosa, vestigios mayas y aviones llenos de cocaína

La selva es mutilada para crear pistas de aterrizaje clandestinas, claros lo suficientemente anchos para permitir que aterricen aeronaves llenas de cocaína, abiertos entre robles y palmeras.

noticia AFP
CC confirma suspensión de operaciones de minera CGN

El incumplimiento de la consulta popular fue el argumento señalado.

noticia Katerin Chumil / Con información de Rony Ríos / elPeriódico
Sala Segunda de Mayor Riesgo dicta arresto domiciliario a implicado en el caso Los Huistas

Estuvo prófugo casi cuatro meses y la PNC lo detuvo en la zona 10 capitalina.



Más en esta sección

Alcaldía indígena de Sololá bloquea carretera en ruta Interamericana

otras-noticias

elPeriódico World Review

otras-noticias

Día del Periodista

otras-noticias

Publicidad