[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

El mundo necesita muchos más orgasmos femeninos

opinion

EL BOBO DE LA CAJA

Una (ex) amiga me contaba hace años la ocurrencia de cierto académico cuyo nombre ahora se me escapa: “El día que las mujeres indígenas sepan lo que es un orgasmo, ese día van a emanciparse y Guatemala conocerá una verdadera revolución”.

El comentario denuncia la palpable subordinación que en los pueblos originarios de Mesoamérica padecen las mujeres respecto de los hombres (fenómeno ampliamente documentado por las ciencias sociales), a la vez que aconseja ejercer el derecho al placer sexual femenino como práctica de empoderamiento capaz de mejorar la confianza y robustecer la autonomía.

Obvio que el cuadro antes descrito no es exclusivo de las comunidades nativas de estas tierras. Es evidente lo difundida que se encuentra esa idea patriarcal y misógina de considerar que la función de la mujer debe limitarse a complacer al hombre. Concretamente en el ámbito de la sexualidad, la industria de la pornografía ha sido responsable en gran medida de formatear los roles, usos, costumbres, rutinas, rituales, posiciones, duraciones y expectativas del encuentro erótico; todo ello –sobra decir– para mayor placer y conveniencia del macho.

Tal vez sea hora de des-masculinizarnos un poco. Decretar el orgasmo femenino como un asunto estratégico de primera necesidad para todas aquellas sociedades que aspiren a formas de convivencia más saludables y a modelos de desarrollo más horizontales.

Refundar el matriarcado. Aprender ver más allá de la narrativa conquistadora que nos habla de fronteras, demarcaciones y confines precisos; que nos impone su mentalidad endogámica, cerrada, territorial, posesiva, egocéntrica, privativa, celosa.

Y, en cambio, abrirnos a una visión que nos permita acceder a modos de vivir, de convivir y de relacionarnos como (cito aquí a la antropóloga Silvia Rivera Cusicanqui, en su conversación con el sociólogo Boaventura de Sousa Santos) “hilos diversos que se encuentran en una trama propia”, admitiendo de una buena vez el carácter difuso de toda noción de frontera.

Una visión que privilegie, ante y sobre todas las cosas, los puntos de encuentro. Que base su prosperidad en el comercio, el mercado popular, la convergencia en la plaza. Que celebre el valor del intercambio, no de la acumulación. Que reivindique el papel de la diplomacia, no de la guerra. Que fomente la labor de los intérpretes y su capacidad para lograr puentes de entendimiento entre personas, pueblos y naciones.

Bástenos con ver hasta qué punto el capitalismo (y su lógica agresiva, competitiva, testosterónica) está intoxicando severamente al mundo y sus habitantes. Mientras tanto, los centros neurálgicos de la avaricia mundial, Nueva York a la cabeza, lucen como un duelo de edificios cuyos propietarios parecieran querer demostrar entre sí quién la tiene más grande.

Qué básicos, qué estúpidamente primitivos y chatos –y peligrosos– podemos llegar a ser los hombres. Se entiende por qué proliferan tanto las lesbianas.

De ser mujer probablemente yo haría lo mismo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Andrea Paola
Gucci vende su nuevo overol desgastado y con manchas de grama a 1,400 dólares
noticia César A. García E.
Hora de dejar el Podio
noticia AFP
Real Sociedad toma el liderato en España

La Real Sociedad ganó 4-1 al Huesca, este domingo en la 7ª jornada de LaLiga española, con un doblete de Mikel Oyarzabal, poniéndose de nuevo líder del campeonato, mientras el Granada (3º) ganó 1-0 en Getafe (9º).

 



Más en esta sección

Barcelona llega presionado contra el Osasuna

otras-noticias

Manifestantes exigen la renuncia del ministro de Gobernación, Gendri Reyes

otras-noticias

IEPADES también declina reunirse con la misión de la OEA

otras-noticias

Publicidad