[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Estupor y temblores

opinion

Viaje al centro de los libros

Se cuenta que, en Japón, el Emperador reclamaba a sus súbditos llegar ante él con “estupor y temblores”, en una cultura fuertemente jerárquica, cuyas empresas poderosas mantienen de alguna manera la costumbre, según la novela de Amélie Nothomb, cuyo título describe la actitud ante el poder sagrado: Estupor y temblores.

La escritora compartió su experiencia de mujer belga en otro universo, describe la sorpresa de una joven de 22 años que ingresa a trabajar a una empresa nipona, y relata el choque cultural con ese humor que la caracteriza, ingenio y personalidad soberbia.

Este libro es de los más vendidos de su autora, ganó premios importantes y la convirtió en una celebridad, aunque yo prefiero El sabotaje amoroso.

La joven mujer ingresa a una empresa donde cada ser superior es inferior a otro, donde la burocracia tiene un esquema claro de lo que es el deber y el progreso es gradual en el tiempo. Ella es humillada por sus jefes, que la hacen sufrir y menosprecian, aunque lo entiende: “A aquellos que no dudarán en considerar indigna mi sumisión a tan abyecta decisión, debo decirles lo siguiente: jamás, en ningún momento durante aquellos siete meses, me sentí humillada”.

El contrato es por un tiempo determinado, y no pueden despedirla antes porque va en contra del hábito, porque tal irregularidad significaría una vergüenza para la empleada y para quien la contrató, y para la empresa, y tampoco quieren provocar una crisis internacional debido a su condición de extranjera. La jefa es una bella japonesa que sufre por culpa de sus errores.

La voz de Amélie hace sentir que el relato es autobiográfico, muy próximo.  Cuenta cómo se la destinó a realizar trabajos absurdos, repetitivos, por su incapacidad para cumplir tareas sencillas en el departamento de Contabilidad. La trasladan a servir el café, a la fotocopiadora (donde debe repetir miles de veces la copia no automatizada para que las copias queden centradas), y continúa descendiendo hasta que llegar a los baños masculinos. Los hombres, preocupados por el pudor, optan por bajar o subir de piso, y ella se lamenta sin nada qué hacer, sabiendo que otros llegarán de noche a realizar la misma acción.

La delicia de las novelas de Nothomb reside en su estilo ingenioso e hilarante, y porque traslada el asombro ante una cultura diferente, que respeta. El mundo que Amélie describe no es Japón, sino según se ve desde la mirada de una mujer occidental que escribe en francés.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jaime Moreno De León / elPeriódico
Guatemala se verá en Netflix

Un documental recorre lugares emblemáticos del país.

noticia Danilo Parrinello
Por huevos o por candelas

Hoy vivimos un fervor patrio y estamos mejor.

noticia Redacción elPeriódico
Expertos señalan que inmunidad colectiva por COVID-19 aún es lejana

Estudios revelan que del 60 al 80 por ciento de la población debería enfermarse para que se desarrolle la resistencia al virus.



Más en esta sección

La del GPS

otras-noticias

Partidos no pagan multas, pero recibirán Q20.5 millones por financiamiento

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Publicidad