[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Antídoto contra la adversidad

opinion

EL BOBO DE LA CAJA

Aquí donde resido, en esta remota ciudad del cuerno africano puede uno quejarse de muchas cosas: los reiterados apagones, que se prolongan a veces durante semanas enteras; la tiranía de un gobierno inepto, ensoberbecido, mentiroso; el silencio cómplice con que los “países amigos” occidentales toleran este simulacro donde todo funciona al revés, si es que funciona; las obscenas millonadas que fluyen desde las instancias de cooperación, todo con tal de meterse en la bolsa al único régimen capaz de frenar el terrorismo en la región y de contener las migraciones que huyen por esta ruta del mapa hacia Europa; el control y la censura que el Estado mantiene sobre las telecomunicaciones, que viene a sumarse a la ya de por sí precaria conectividad, típica de los países del Cuarto Mundo…

Pero no voy a quejarme esta vez. De cuando en cuando, al ver venir el remolino de la adversidad me da por escapar, y entre las maneras preferidas que tengo de hacerlo está la de agarrar la bicicleta y salir en busca de algún rincón inexplorado. El caos alrededor sosiega entonces mi temperamento en cortocircuito; el bullicio, los colores y olores; el pulso vital, multitudinario de la gente, cada persona un universo de angustias domeñadas y anhelos por cristalizar, llevando a cuestas su rimero de problemas –cuyo atisbo me recuerda que los míos son una nada en comparación.

No detengo la marcha hasta exorcizar, a puro sudor, toda la frustración acumulada. En ocasiones sigo y sigo y termino jadeante en la cima de alguna montaña en las afueras. Otras veces, sin salir del barrio siquiera, descubro algún rincón o me topo con alguien o con algo que no había visto nunca antes.

Es un vecindario de mayoría musulmana, repleto de comerciantes cuentapropistas. Las mujeres cubren sus cuerpos con faldas hasta los tobillos y velos que van desde el negro riguroso hasta combinaciones tan chillonas que lastiman la vista: a falta de poder mostrarse, a algunas les es permitido al menos visibilizar lo que las oculta. Incluso las niñas van así, risueñas y traviesas pero bien arropadas, prendidas de mamá o retozando a galope suelto por las calles, que son ante todo peatonales por derecho adquirido. Algunas me observan pasar, los ojotes bien abiertos, y saludan con la mano.

La gente es, por lo general, muy amable. Dicen que un buen indicador para medir el temple de una sociedad es fijarse en cómo se comportan los chuchos. En efecto, por acá los perros callejeros se pavonean orondos, la cola en alto, o en su defecto permanecen indiferentes, echados a la vera del paso de caminantes y conductores. La agresividad puede darse por instinto, pero cierto es también que tiene mucho de aprendida.

Se ven, todavía, montones de carretas llevadas por asnos. No es fácil pasar desapercibido en un contexto así, donde los ciclistas –sobre todo los ciclistas desteñidos, como yo– somos escasos. La curiosidad de los lugareños se aúna entonces con su carácter afectuoso, dando lugar a saludos en inglés cuya traducción exacta seguramente desconocen y que, que sin duda, han aprendido de las películas que miran por la tele: I love you, guys!, me dijo una vez un tipo. How are you, doctor?, me preguntó otro.

Regreso a casa revitalizado, mucho más consciente de mi condición de privilegio en este mundo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Empleado señalado de vender más de 8 mil vales de gasolina en Tránsito es ligado a proceso penal

A no menos de Q806 mil 400 ascendería el investigado desvío de cupones para venderlos a particulares entre 2018 y febrero de 2019.

noticia Irmalicia Velásquez Nimatuj
El asesinato y la eternalización de Jamal Khashoggi

La misma violencia que le infligieron sus asesinos lo ha eternizado y lo ha convertido en un símbolo por la libertad de ideas y la libre expresión que el mundo necesita.

 

noticia EDITORIAL
Investigación de financiamiento electoral en Brasil


Más en esta sección

Instituciones se unieron para apoyar a familias damnificadas

otras-noticias

Sector construcción renueva Expocasa 2020

otras-noticias

Daños en red vial afecta comercio a Honduras

otras-noticias

Publicidad