[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

La sombra del héroe (3)

opinion

buscando a syd

La mucha luz arroja mucha sombra: no son aparte. De igual manera, el heroísmo ciudadano, por un lado admirable, también incluye áreas ciegas y mefíticas.

Por ejemplo, hemos visto formas de intención ñoña y sublimatoria que, sin una visión panorámica auténtica, dan lugar a frankensteins kármicos o bien omiten ciertos desarrollos cruciales.

Esta locura es muy contagiosa. Yo le llamo síndrome de la Plaza o folie à deux ciudadano. Los afectados por este síndrome mitologizan como que no hay mañana, sin atreverse a tomar posiciones marginales, incómodas o autónomas, que puedan afectar la narrativa paladina que creen estar viviendo.

Es obvio que necesitamos reformar. Pero todo reformador precisa –además de relajarse un poco– entenderse a sí mismo y su situación enteramente.

Un problema es cuando el citoyen o la institución proyectan un poder que en realidad no tienen, cuando alucinan conocimientos y capacidades que no poseen del todo. Y ahí los tienen cantando las glorias del pájaro de la transformación, pero resulta que este Albatros no vuela como se tenía pensado.

O vuela para algún otro lado. Porque dentro de este caldo cívico hay muchos tontos útiles que, en su creencia obcecada de que está sirviendo el bien, terminan sirviendo agendas ambiguas o programas ocultos de terceros (su propio trip heroico no les permite verlos). Un montón de jellyfish flotando en los diseños mediáticos y políticos de turno.

Los hay, en cambio, que se resitúan en una exterioridad intocable, desde donde señalan a todo el mundo, pero sin de veras mojarse el culo, o mojándoselo a conveniencia. Una posición demasiado cómoda. Incluso la Plaza es una extensión de este tipo de comodidad: una posición sin riesgo, salvo el riesgo de que te estallen los oídos, por las irritantes vuvuzelas.

Una cosa es delatar el sistema en lógica espectadora y señaladora, y otra es tratar con sus energías reales –más grises de lo que estamos dispuestos a admitir. Sin exculpar a nadie de nada, creo que hacer política real, en la pura noria, demanda cimbreo. Cimbreo no quiere decir ocultamiento, ni falta de eticidad. Cimbreo quiere decir cimbreo.

Un aspecto abominable del héroe es cuando en su ablución purgativa barre incluso con lo que es bueno. Esto se refleja de varios modos. Uno de ellos es que cualquier cosa que huele a poder personal, ganancia privada o diagonalidad es vista ya con desconfianza.

Y menos mal.

Pero menos mal hasta cierto punto. Lo más detestable de los corruptos y de los propugnadores de la casuística obscena es que arruinaron para todos la soteriología de la oportunidad y la mística del ascenso y gremial fluido. El empresariado, que nunca articula nada correctamente en este país, no ha sabido articular esto. Y sin embargo le corresponde.

Otro ejemplo de cómo se tira el bebé con el agua es cuando empezamos a dar signos de ingratitud molar con personas que han nos han servido y han servido en la ferretería democrática, de uno y otro signo. A veces ninguneándolos, a veces devaluándolos, a veces ya linchándolos.

De hecho, cuando hablamos de nuestra luz social, de nuestra cruzada redentora, lo que no manifestamos es lo mucho que nos gusta demonizar y crucificar al otro, y verlo caer al fondo del abismo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Natalia Cano/AFP
Juan Villoro, “Un escritor es un profesional de la soledad”

En su encierro obligado por la pandemia, el escritor y ensayista mexicano Juan Villoro mira viejos partidos de fútbol como si fuera un “teólogo que revisa las sagradas escrituras”. Y confiesa que la emoción lo invade de nuevo. Resguardado en su casa en Ciudad de México, el autor de ‘Dios es redondo’ y ‘Los once de la tribu’, y sufrido hincha del Necaxa, dice que los besos y los abrazos volverán a ser un “atrevimiento”, y que se le acabaron las excusas para no escribir. “Un escritor es un profesional de la soledad”, afirma.

noticia
Kiehl´s lanza Ginger Leaf & Hibiscus Firming Mask

Una mascarilla reafirmante para la noche que logra un aspecto más suave en la piel.

noticia Evelin Vásquez
Circulan audios de la PNC en los que se ordenan capturas


Más en esta sección

Guatemala Bajo la Lupa

otras-noticias

Esta es la nueva Nissan X-Terra 2021

otras-noticias

Vicepresidente confirma su decisión de no atender la reunión con la OEA

otras-noticias

Publicidad