[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

No hay un ‘afuera’ del sistema

opinion

EL BOBO DE LA CAJA

El sistema está de moda: es el patito feo del momento. Por todos lados la gente habla de él, señalándolo como el culpable de todos nuestros males. ¿La corrupción, esa hiedra endémica, ese monstruo de mil cabezas e infinitos tentáculos? “Es el sistema, vos” –dicen los que dicen que saben, arqueando la ceja. Y la plebe, asertiva, repite la frase por querer lucir inteligente.

¿La inseguridad? ¿El hambre? ¿La falta de empleo? ¿Los hospitales? ¿El costo de la vida? “Es un problema sistémico”, insisten, pagados de sí mismos. Sistémico, sí, ajá.

Pero, ¿cómo así, sistémico? Quince años atrás el discurso dominante (en los medios empresariales, en los cursillos de liderazgo para ejecutivos, en la academia libertaria) era muy otro. Lo usual era renegar del sistema como si se tratara de un invento de colectivistas, de izquierdosos, de huevones, de necios que no aceptan que todo recae en la responsabilidad individual. “Populismo”, dirían ahora, frunciendo la nariz.

Ya no. Esos mismos que ponían cara de Quico –¡Cállate que me desesperas!– cada vez que alguien osaba mencionar la palabra en cuestión, resultaron a la larga echando mano de ella para mercadear su proyecto mimado, proReforma: “El problema no es de las personas sino del sistema”, pasó a ser su nuevo mantra.

Cada cuatro años insistimos en cambiar al piloto cuando el problema es el vehículo, rezaba el texto de la campaña. Y así, de pronto hubo conciencia de que la solución requiere mucho más que sólo cambios individuales: el sistema es un bus destartalado que hay que cambiar, independientemente de quién sea el chofer.

De modo, pues, que el sistema es comparable con un chasís. El sistema viene a ser algo así como una carrocería inerte, un andamiaje teórico compuesto de leyes, contratos e instituciones, ¿cierto?

¡No!

Más que la mera estructura formal trazada para establecer las pautas de nuestro quehacer como Estado, el sistema es también –y sobre todo– el conjunto de interrelaciones que hacen viable (o no) la funcionalidad de esa estructura.

Hablamos, entonces, de una dinámica de poder dentro de la cual nos vemos todos –¡todos!– inmersos. Ahí estamos, unos arriba (beneficiándonos de él), otros abajo (padeciéndolo, y a la vez sustentándolo), otros en medio (avalándolo, pellizcando bagatelas, codiciosos por trepar). El sistema vive, se alimenta y se reproduce, nos guste o no, gracias a cada uno de nosotros, sus articuladores: usted y yo, éste y aquél.

¿Qué hacer? Una opción es resignarse a no poder andar si no es con la ayuda de ese par de muletas llamadas MP y CICIG, lo cual equivale a supeditar el alcance de nuestras transformaciones al ritmo y a la dirección que nos marquen ambas prótesis. La otra posibilidad se está gestando, y pasa necesariamente por la organización, la participación y la politización de la ciudadanía.

Todo, menos asumir esa posición, demasiado cómoda, de sentirse al margen del sistema, de creer que el mal está en el otro, en lo otro, en los otros, nunca en uno, porque “yo sí soy buen guatemalteco”. Pienso que esa carga de arrogancia moralista, esa hipocresía, no nos hace ningún favor como sociedad, y es también –¡cómo no!– parte del sistema que urge pulverizar.

No hay un ‘afuera’ del sistema. El sistema se combate desde adentro.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Fiscalía colombiana condena a 32 exmiembros de las AUC
noticia Danilo Parrinello
Líder brillante o líder claro

Necesitamos a un líder de ideas claras no a un líder brillante.

noticia Roberto Blum
El desarrollo y el crecimiento no son lo mismo

En la actualidad observamos que el crecimiento de la población en algunos territorios del planeta está destruyendo el medioambiente y poniendo en peligro su propia subsistencia.



Más en esta sección

Nueve entidades reciben el Premio Nacional de Innovación 2020

otras-noticias

OMS: Los más pobres no deben ser «pisoteados en la estampida por las vacunas»

otras-noticias

En Villa Nueva con infraestructura y urbanización se promueve el desarrollo

otras-noticias

Publicidad