[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Aquel año de 1966

opinion

Lado b

La excepcional revista francesa Les Inrockuptibles editó este mes un especial sobre 1966, año clave para ellos en el desarrollo del rock y la música popular en general y la puerta de entrada hacia una revolución de conciencias, de mentalidades, de formas de vida, de percepciones sobre la realidad que estallarían con toda su fuerza dos años más tarde, en diferentes latitudes, durante el mes de mayo de 1968.

Hace 50 años de todo eso, una época en que la música y la poesía eran aún capaces de cambiar la sociedad y cambiar la vida, como lo anunciaba Arthur Rimbaud un siglo antes. Bueno, no solo la música, sino también los libros, el cine, el arte… Una algarabía que se pasaba afuera, pero que tuvo fuertes repercusiones en sociedades tan alejadas del mundo como la nuestra, una Guatemala siempre debatida entre la modernidad y una tradición autoritaria y sangrienta, representada en su forma más cruda con la muerte de Luis Turcios Lima el 2 de octubre de ese año y todo lo que ese hecho significó en la historia patria.

En lo que a mí se refiere, 1966 fue el año de mi pequeña revolución cultural personal, el año en que pasé de El ratón vaquero de Crí Crí y La vida es una tómbola de Marisol a Taxman de los Beatles y a Under My Thumb de los Rolling Stones. De acuerdo, La Antigua Guatemala no era París ni Londres ni Nueva York, pero uno se las arreglaba como podía. Yo tenía siete años y había vivido buena parte de mi primera infancia en San Martín Jilotepeque, lugar en donde mi madre trabajaba como maestra y en donde viví cosas que años después descubrí centrales en mi formación y mi concepción del mundo: cursé la preprimaria entre una algarabía de niños ladinos e indígenas, vi películas del Santo y de Jesús en la plaza pública, aprendí a cantar la lotería y me enamoré de Sandra, la niña a la que su papá partía en tres en un espectáculo, entre tierno, chistoso y macabro, que se presentaba durante la feria patronal.

En 1966, ya otra vez en Antigua, aprendí a leer, de la mano de la seño Esperanza Catalán, prima de mi padre y directora junto a don Chemita del Constacio C. Vigil. Mientras el boom latinoamericano explotaba en las librerías del mundo y Guillermo Cabrera Infante publicaba Tres tristes tigres y José Agustín De perfil, yo me sumergía en las delicias de Barbuchín de don Daniel Armas. Ya Cortázar había publicado Rayuela y Carlos Fuentes La región más transparente, García Márquez escribía Cien años de soledad, pero de no haber sido por Pepe y Polita yo me hubiera convertido en un iletrado ignorante y habría pasado de noche por la gran literatura del siglo pasado y los placeres intensos que los libros me llegaron a ofrecer.

Por lo demás, los Beatles lanzaban Revolver, los Stones Aftermath, Frank Zappa Freak Out, los Beach Boys Pet Sounds, Bob Dylan Blonde on Blonde ¡John Coltrane Ascension!… Yo lo que tenía era un radio de transistores que ponía debajo de la almohada, no por egoísmo, sino para evitar que mi madre o mi abuela me obligaran a apagarlo. Por las noches buscaba en el dial emisoras oscuras que trajeran noticias sobre la revolución, es decir un acorde, un estribillo, una canción que me sacara del tedio de la escuela, la casa y los días iguales, que me susurrara al oído que lo mejor estaba por venir.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Claudia Méndez Villaseñor cmendezv@elperiodico.com.gt
Habilitan página web para informar sobre VIH/sida

El sitio www.linea1540.org dispone de un chat en línea que ofrece asesoría en tiempo real.

 

noticia EVELIN VÁSQUEZ elPeriódico
Empresarios presentan guía de Principios de Ciudadanía

CentraRSE afirma que el sector empresarial debe sumarse a una actuación como ciudadano participativo, ético y responsable.

 

noticia José Rubén Zamora
La Magdalena no está para tafetanes


Más en esta sección

La portada del día

otras-noticias

360º a vuelo de pájaro

otras-noticias

Guatemala se acerca a los 104 mil casos positivos de COVID-19

otras-noticias

Publicidad