[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Grammy de nueva generación

opinion

MondoSonoro

El rap barrió en la 58 entrega de los Premios Grammy. Y según se ve, hace dos días en esta sección de elPeriódico, fue la coronación del pop. Es decir, se dejó constancia de la supremacía del género, en particular por los entregados a Taylor Swift y Ed Sheeran, como Mejor Disco del Año y como Mejor Canción del Año. Sin embargo, este año el rap recibió en manos de Kendrick Lamar cinco premios. Tenía once nominaciones, algo sin precedentes en el género. Hay varias lecturas que hacer de esta edición de uno de los galardones más importantes de la música a nivel mundial.

La primera es que, como es evidente, el gusto y el éxito musical norteamericano no coinciden ni tienen eco con lo que suena en las estaciones de radio de nuestro país. El rap de hecho es un género invisibilizado casi por completo del medio, no así en los medios escritos. ¿A qué se debe? En gran parte a que los dueños de las radios no saben de música y a que sus programadores siguen su gusto personal. Si es que existe esa figura dentro de la empresa. Por si no lo sabe, Guatemala demuestra ya tener a los mejores rappers de Centroamérica.

Hace ocho años mencionaba que los Grammy daban señales de cambio. Y el tiempo lo confirma. Muestra de ello es que cerca de diez sellos independientes participaron en las nominaciones. De hecho, Swift, ganadora, pertenece al sello Big Machine, y la nueva apuesta de indie rock Alabama Shakes al sello ATO. Esto nos dice que los sellos de toda la vida, Universal o Sony, han perdido terreno y no son las que hasta entonces se creía, mandaban en la Academia.

Esto de los sellos independientes es importante porque ellos son los que ahora buscan nuevos talentos y se arriesgan por ellos. Y ahora ven su fruto al ser ganadores o nominados. Como los apuntados arriba o nominados de lujo como el atractivo trabajo del grupo Zomba Prison Project, integrado por prisioneros de la cárcel de máxima seguridad de Zomba, África, o el del niño prodigio, el pianista filipino de jazz de 12 años Joey Alexander. Así, estas iniciativas son las que dibujan los nuevos rumbos y los nuevos rostros musicales del mundo. De esta forma la Academia de la Música puede ir recuperando su prestigio, pero deberá seguir con ese esfuerzo de inclusión al abrirse a otras estéticas sonoras e ir desmantelando fronteras. 

mondosonoro2003@yahoo.com.mx

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Katerin Chumil / elPeriódico
Bloqueado el paso en ruta a occidente por conflicto de tierras en Sololá

Otro grupo de vecinos de Nahualá también protesta frente a la Casa Presidencial y Plaza Mayor en rechazo a disputa de límites municipales con Ixtahuacán.

noticia
La portada del día
noticia
Flexibilización del mercado laboral


Más en esta sección

Fabricante de autos Tesla se queda sin agua en Alemania por impago de factura

otras-noticias

The Midnight Sky, un vistazo a la humanidad después de la destrucción de la tierra

otras-noticias

El plan de prestaciones de la Usac y las actuales autoridades universitarias

otras-noticias

Publicidad