[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Cantar jazz

opinion

MondoSonoro

El lunes 6, Un show con Tuti se lo dedicó a las Mujeres del jazz, donde participó el grupo Imox con su saxofonista y vocalista Rosse Aguilar, y la cantante Marian Corzo, con más de 15 años en los escenarios. Esto me obligó a hacer un ejercicio de cómo saber diferenciar un cantante pop a un cantante de jazz. Y me refiero específicamente a Corzo, que toda su vida ha cantado covers de pop, algo de pop rock, country, y ya anunció hacer algo de pop electrónico progresivo (sic). De hecho sus propias canciones son pop.

 

Creo que considerarla una “mujer del jazz” e invitarla al especial fue por su proximidad con el canal. Allí trabajó dos años. Pero desde mi muy personal punto de vista, no es una cantante de jazz. ¿Acaso Rod Stewart, Annie Lennox, Paul McCartney son cantantes de jazz por el solo hecho de cantar con fondo swing el cancionero de Frank Sinatra? No. Aun Lady Gaga en su disco con Tony Bennet, a pesar de su especial querencia por el género y dotes vocales, no lo es.

Transmisiones como esas despistan al personal y no contribuyen a mejorar la cultura del género. En Guatemala sí empieza ya una generación de mujeres que se adentra al jazz, como la batería y tecladista Sofía Kuba Rivera, las saxofonistas Maris Castañón y Dina Ramírez, y la cantante Isabel Alarcón. Incluso han participado en conciertos o festivales del género.

 

Por otro lado, para llamarse cantante de jazz requiere que la persona tenga swing e improvisación. Es elemental poseer un alto sentido del ritmo, que tenga swing, porque lo que interprete debe guardar una correlación con el tempo de sus compañeros, aunque no siempre se sincronice con exactitud con el tempo de ellos. Algunas veces se puede adelantar o atrasar intencionalmente. Billie Holiday se atrasaba para crear un suspense emocional.

 

Y la improvisación le sirve para expresar su propia musicalidad y personalidad, puede embellecer y bordar las canciones de distintas maneras, pueden reconstruir la melodía incluso cantando notas diferentes a como fueron escritas. No simples notas, sino notas con un sentido. Un ejemplo: cantar en una octava más alta a como estaba escrita o incluir scat (una interpolación de palabras y sílabas sin sentido u efectos vocales). Cantar jazz es un arte serio y noble, alimentado por una cultura y una historia.

 

 

Mondosonoro2003@yahoo.com.mx

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Roberto Blum
El Día de la Bandera

Conocer el origen y la historia de los símbolos patrios es parte importante de la pertenencia a una nación.

noticia Redacción* elPeriódico
Diez alimentos y bebidas saludables para promover la pérdida de grasa en los atletas de CrossFit

¿Es la pérdida de grasa uno de sus objetivos?

noticia Jose Rubén Zamora
Nos quisieron callar, pero se cayeron


Más en esta sección

“Ecofiltro se extendió a 60 fábricas de 38 países”, Philip Wilson, CEO de Ecofiltro.

otras-noticias

La del permiso 

otras-noticias

Funcionarios dejan dudas al explicar destino de Q135.2 millones

otras-noticias

Publicidad