[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia

Telescopio en órbita podría seguir balas espaciales


La ESA tiene experiencia de primera mano con el poder destructor de los pequeños desechos espaciales.

foto-articulo-Ciencia

La Agencia Espacial Europea (ESA) quiere poner un telescopio en órbita para monitorear fragmentos de desechos espaciales tan pequeños como unos pocos milímetros de diámetro.

Esos pequeños fragmentos de basura espacial son demasiado pequeños para ser detectados con telescopios terrestres, pero si chocan contra una nave espacial pueden causar daños graves.

La ESA espera que el satélite, el primero de su tipo, llegue al espacio en 2025, siempre que obtenga la aprobación de fondos en el consejo de estados miembros de la ESA de 2022.

La nave espacial, con un telescopio óptico de 20 centímetros de ancho, orbitaría a una altitud de 600 a 700 kilómetros, donde los modelos informáticos ejecutados por la ESA y la NASA predicen una alta densidad de pequeños fragmentos de desechos espaciales, explica Tim Flohrer, director de la Oficina de Desechos Espaciales de la ESA, citado por Space.com.

“El telescopio sería completamente pasivo, trabajando según el principio de que el Sol ilumina el objeto y luego detectamos el reflejo del objeto”, dijo Flohrer. “Tenemos que acercarnos bastante a los objetos. No podríamos ver todos los objetos en el rango de milímetros o centímetros, pero veríamos lo suficiente para validar nuestros modelos”.

Tanto la NASA como la ESA ejecutan sus propios modelos de desechos espaciales utilizando diferentes enfoques, dijo Flohrer. Los modelos coinciden en la distribución de escombros más grandes en el entorno orbital, que puede ser validado por telescopios terrestres. Pero cuando se trata de fragmentos más pequeños, las predicciones de los modelos divergen.

“En el régimen centimétrico, no tenemos medios de validación reales disponibles, y ahí es donde vemos un desacuerdo bastante significativo entre los modelos”, dijo Flohrer. “Eso debe abordarse porque un objeto de 1 centímetro todavía puede causar graves daños a un satélite en funcionamiento. Un objeto de varios centímetros podría incluso destruir el satélite”.

La ESA tiene experiencia de primera mano con el poder destructor de los pequeños desechos espaciales. En agosto de 2016, una partícula de solo un milímetro de diámetro atravesó un panel solar del satélite de observación de la Tierra Copernicus Sentinel-1A operado por la agencia. Los operadores de naves espaciales identificaron qué causó la caída repentina en la generación de energía gracias a las cámaras a bordo diseñadas para monitorear el despliegue de los paneles solares después del lanzamiento.

Copernicus Sentinel-1A pudo continuar su misión. Pero las consecuencias habrían sido mucho más graves si la bala espacial, que viajaba a 28 mil kilómetros por hora hubiera golpeado el cuerpo principal de la nave espacial, dijeron funcionarios de la ESA.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia IN ON CAPITAL
Kraft Heinz y Conagra podrían subir precios

Los costos de los ingredientes y los envases se elevaron.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Niñas migrantes fueron abandonadas en Texas

En el grupo rescatado se encuentran dos niñas guatemaltecas de 5 y 11 años. 

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Gobierno enviará por mensaje de texto la fecha, hora y lugar de vacunación

El Ministerio de Salud informó que la vacunación del personal de salud iniciará de forma simultánea en los hospitales que atienden a pacientes con COVID-19. 



Más en esta sección

Mario Roberto Morales: “La solemnidad es uno de los grandes males del mundo”

otras-noticias

Merkel, la retirada de la líder invicta

otras-noticias

El hospital de COVID de los corruptos doctores de la muerte

otras-noticias

Publicidad