Miércoles 12 DE Diciembre DE 2018
Ciencia

El trastorno de la visión que ‘ayudó’ al genio de Leonardo da Vinci

Fecha de publicación: 20-10-18
Este 'San Juan Bautista', expuesto en el Museo del Louvre, parece ser estrábico. El problema es que no hay pruebas de que sea el propio Leonardo/ ELPAÍS
Más noticias que te pueden interesar

MADRID, 20 Oct. 2018 (Europa Press) – A partir de Rembrandt, se ha identificado a varios artistas famosos que tienen estrabismo, una desalineación de los ojos. Se piensa que algunas formas de desalineación de los ojos son beneficiosas para el trabajo artístico al suprimir el ojo que se desvía, lo que proporciona una visión monocular bidimensional ventajosa para la pintura y el dibujo.

En un nuevo estudio, los autores analizaron imágenes de Leonardo da Vinci (esculturas, pinturas al óleo y dibujos). El investigador principal, Christopher W. Tylder, de la Universidad de la Ciudad de Londres, en Reino Unido, halló pruebas que sugieren que da Vinci puede haber tenido exotropia intermitente, una forma de estrabismo (desalineación de los ojos) en la que uno o los dos ojos se giran hacia afuera.

Este trastorno de los ojos daría al artista lugar a una capacidad para cambiar a la visión monocular, lo que puede ayudar a explicar su capacidad para representar los aspectos tridimensionales de caras y objetos en el mundo y la profundidad de las escenas montañosas.

¿QUÉ ES EL ESTRABISMO?

Denominamos estrabismo, cuando los ejes visuales de uno y otro ojo no se dirigen sobre el objeto de interés visual. Es la enfermedad ocular más frecuente en niños pues afecta al 4% de la población infantil. El desarrollo y maduración de la visión monocular y binocular, requiere de un largo aprendizaje que se inicia en el nacimiento y va hasta los ocho años de edad. Los cuatro primeros son de mayor progresión, decreciendo después hasta los ocho.

La mayoría de los estrabismos en adultos son debidos a un estrabismo infantil no tratado o no corregido adecuadamente en la infancia o, también, puede ocurrir que con el transcurso de los años el estrabismo vuelva a manifestarse y requiera una nueva intervención.

No obstante, también puede aparecer una vez la persona alcanza la edad adulta debido a traumatismos, accidentes vasculares, problemas neurológicos o patologías como diabetes o hipertiroidismo. En este punto, el experto ha destacado la importancia de conocer el origen del estrabismo para determinar cómo será el tratamiento y los resultados que se van a conseguir.

Etiquetas: