Jueves 1 DE Octubre DE 2020
Cartas

Otro dirigente ausente

Fecha de publicación: 11-08-20
Por: Joaquín Barnoya Pérez / DPI 24342220101

En su reciente columna mi tata mencionaba algunos de los tantos dirigentes que le han mutilado a esta tierra. Sin embargo, en estas épocas donde se ha trasladado la responsabilidad de la pandemia a la comunidad, hay un dirigente en particular que más falta nos hace. De Rony Luna aprendí por qué le apodaban “Culebra” y de su habilidad para discutir dejando los puntos claros en el momento preciso. A través del dibujo del Maistro Quiroa que acompaña el cuento “La Flor Nacional” lo imaginé recibiendo el título de médico para luego dedicarse a la salud pública y entrarle de lleno a la reforma de la Facultad de Medicina de la Usac. Esa reforma que reconoció en los años sesenta la necesidad de exponer a los estudiantes a la medicina social y colectiva. A esa sociedad que ahora se le exige mascarilla y más sacrificios porque de lo contrario no se darán abasto los servicios de salud. Esos servicios que les hemos negado sistemáticamente y que ahora nos urgen. Cuánto aportó y estuviera aportando el médico y salubrista Arturo Soto.