Sábado 15 DE Agosto DE 2020
Cartas

Aclaración

Fecha de publicación: 25-07-20
Por: Lic. Cruz Fernando Pineda Rodríguez / ABOGADO Y NOTARIO

En el segmento “el Peladero” se hizo alusión a mi persona en cuanto al contrato No.

RRHH-SP-183-1-20, de servicios profesionales que me unió con la Contraloría General de Cuentas, al respecto quiero aclarar lo siguiente: Que de conformidad con el artículo 101 de la Constitución Política de la República de Guatemala, el cual señala que el trabajo es un derecho de la persona y una obligación social…en congruencia con ese precepto constitucional, efectivamente, presté para la Institución fiscalizadora mencionada, mis servicios profesionales durante el periodo comprendido del 6 de enero al 30 de junio del año 2020, con honorarios mensuales de Q12,500, Institución que para el efecto al momento de iniciar mis actividades profesionales me fue asignada una computadora como herramienta para desempeñarlas con su respectivo usuario y password, con el objeto de ejecutarlas adecuadamente, conforme lo que describe el objeto del instrumento contractual correspondiente. Actividades diarias que fueron revisadas y aprobadas por el funcionario encargado del Departamento al cual fui asignado, otorgando su Visto Bueno a los informes mensuales de las actividades realizadas, las cuales fueron presentadas ante la autoridad superior de esta Institución, para el pago de honorarios por los servicios prestados.

Con el derecho que me asiste de aclarar hechos inexactos que ese respetado medio

de comunicación me atribuye, quiero manifestar, que, según la cláusula segunda del contrato de servicios profesionales citado, en ninguna de mis funciones o actividades, estaba la de enviar a Comisión de Auditoría alguna, a realizar auditorías a la Municipalidad de Santa Catarina Pinula, del Departamento de Guatemala, ni a ninguna Institución del Estado como se describe en ese Segmento.

También le hago saber y aclaro por respeto a los vecinos del municipio de Santa

Catarina Pinula, del Departamento de Guatemala y especialmente a aquellos que con su voto permitieron que fuera electo en forma directa democrática y popularmente, por sufragio universal y secreto para un periodo de cuatro años comprendidos del 15 de enero de 2012 al 14 de enero del 2016, en el cargo de Concejal Suplente Primero, de conformidad con el artículo 254 de la Constitución Política de la República de Guatemala. Periodo que tuve el honor y el privilegio de dedicarme a servir a los respetables vecinos del citado municipio y no como erróneamente se describe en esa publicación.

Con relación a un proceso de materia penal que menciona ese segmento, me quiero

referir al artículo 12 de la Constitución Política de la República de Guatemala, el cual señala que, la defensa de la persona y sus derechos son inviolables. Nadie podrá ser condenado, ni privado de sus derechos, sin haber sido citado, oído y vencido en proceso legal ante juez o tribunal competente y preestablecido. Lo antes descrito se refiere al derecho de defensa y la presunción de inocencia, en congruencia con lo indicado en esa publicación, quiero manifestar que, actualmente, existe un proceso, donde confiado en el sistema de justicia, estoy plenamente convencido y así lo creo que con todos los medios de prueba que obran en el mismo, he demostrado mi inocencia de las falsas imputaciones que se me señala, y estoy confiado como dije antes, en la Justicia pero sobre todo en Dios, que dicho proceso se resolverá a mi favor, toda vez que, es un hecho político que fue judicializado, y que por intereses mezquinos y políticos, fuimos involucradas personas honorables y probas, que la única intención es dañar mi trayectoria profesional pero sobre todo mi trayectoria como servidor público.

Ahora, bien, me quiero referir además; a esa publicación, con relación a mi calidad de

Profesional del Derecho, al respecto me permito manifestar que en esa calidad gozo de absoluta independencia, cualidad esencial del Abogado, la cual debe entenderse en el sentido de que dispone de una completa libertad en el ejercicio de su Ministerio, por lo que, no estoy limitado a prestar mis servicios profesionales a persona individual o jurídica que los requieran, garantizando como lo he venido haciendo conforme los Postulados siguientes; probidad, decoro, prudencia, lealtad, independencia, veracidad, juricidad, eficiencia y solidaridad.

Considero oportuno mencionar, que, la información proporcionada a ese medio de

comunicación escrito, fue realizada por personas mal intencionadas y de mala fe, que el único propósito es el de difamar y calumniar con hechos falsos y sin fundamento.

Por tales razones hago uso del derecho de rectificación y aclaración que me otorga la

ley, a efecto que en los mismos espacios en donde se efectuaron las publicaciones a que he hecho referencia sea igualmente publicada esta aclaración y que el pueblo de Guatemala esté debidamente enterado de la situación basada en hechos ciertos y concretos recalcando mi compromiso con mi país de continuar trabajando en el que hacer profesional en mi calidad de Abogado y Notario y, en la Administración Pública.