Martes 11 DE Agosto DE 2020
Cartas

El legado de Domingo Choc

Fecha de publicación: 10-07-20
Por: Lillian Irving Antillón / DPI 2211 13681 0101

El guía espiritual maya q’eqchi’ Domingo Choc, fue asesinado de la manera más cruel e inhumana. Fue quemado vivo. Él era un experto en la medicina natural de origen maya, y se dedicaba al estudio de las plantas medicinales de la región q’eqchi’, donde la riqueza en flora y fauna es prodigiosa. La región de las Verapaces en el norte de Guatemala es rica en hierbas medicinales que constituyen un valioso aporte para el conocimiento de la medicina y los tratamientos para combatir enfermedades. El sanador colaboraba con varias universidades del mundo en dichos estudios, y con su muerte desaparece esa fuente primaria de información que es tan importante. Fue acusado de brujería, lo que denota una ignorancia muy grande sobre el tema de la sanación, ya que la misma no es exclusiva del mundo occidental; existen muy valiosos conocimientos ancestrales en diversas partes del mundo que han servido de base para la medicina actual. Ese es el legado de Domingo Choc. En ese sentido es importante mencionar que muchos de los medicamentos con que actualmente se cuenta en las terapéuticas aprobadas, provienen de la medicina herbolaria tradicional. Entre ellos podemos mencionar como ejemplos la atropina y derivados que proviene de la planta llamada belladona, tratamientos anti cáncer que provienen de las plantas comúnmente llamadas chatía ó vinca, tranquilizantes y ansiolíticos que provienen de la valeriana, el tilo, la pasiflora y los analgésicos y anestésicos que provienen del opio. Nos es brujería el poseer un conocimiento ancestral que ha servido de base para la farmacología, ciencia que estudia los medicamentos. El mundo actual ha caído en un período de intolerancia y racismo a causa de los afanes de una minoría de origen criollo, que se consideran que todavía son los únicos seres privilegiados que existen sobre la tierra. Al igual que lo están haciendo en otros países, la intolerancia y la discriminación deben ser erradicadas para que los seres humanos convivamos en paz y armonía.