Martes 11 DE Agosto DE 2020
Cartas

Al oído de la señora Ministra de Salud

Fecha de publicación: 10-07-20
Por: César Solis Pacheco / DPI 1661 08588 0101

Primero que nada deseo felicitarla por la disponibilidad y valentía que tuvo al haber aceptado hacerse cargo de un barco a punto de naufragar como lo es el Ministerio de Salud, hoy a su cargo. Se nota que el barco mencionado carecía de bitácora adecuada para llegar a puerto seguro. Le aconsejo hablarle al señor presidente Giammattei y explicarle dada su poca experiencia, de que hacer siete hospitales por el “bondadoso” donativo de Corea del Norte no es complicado ni difícil, teniendo la plata, lo que sí es muy complicado es su mantenimiento, pues se imagina el monto presupuestario que se necesitará, y entonces se volverán lo que ocurrió con el Hospital General en los años ochenta, que a los pocos meses de su inauguración los lavamanos de sala de operaciones ya no tenían agua y los cirujanos la obteníamos de toneles que se pusieron a un lado. Así también los ascensores duraron poco por falta de su mantenimiento y dio origen vergonzosamente de que el inepto ex presidente Morales se vanagloriara de inaugurar la reparación unos, cincuenta años después. Así podría nombrar muchos ejemplos. Dígale que es cierto que deben construirse algunos desfogues departamentales, pero no elefantes blancos, sino que hospitales bien pensados tanto en su construcción así como en su mantenimiento adecuado y factible. Dígale también que lo que sí debe planear con dedicación y celeridad es seguir creando puestos de salud con su debido personal, equipo y mantenimiento, diferentes a como están actualmente de que si hay enfermera no hay medicamentos, de que si hay medicamentos, no hay médico. Explíquele que la atención primaria en salud es la solución para mitigar el hacinamiento en los hospitales del tercer nivel.