Jueves 9 DE Julio DE 2020
Cartas

Programa de gobierno y COVID-19

Fecha de publicación: 26-06-20
Por: Raúl García Salas Hernández / DPI 166566551 1604

El 14 de enero, cuando tomó posesión el nuevo gobierno presidido por el doctor Alejandro  Giammattei, jamás se iba a imaginar la gran carga que se iba a echar a la espalda con una infección que venía de China.

Con un programa más o menos detallado de plan de gobierno, se instala el gabinete, se empieza a trabajar con la estructura gubernamental con que se encuentra, incluida la de salud pública y asistencia social que por años no había logrado construir y poner en funcionamiento hospitales formales que descentralizaran los dos únicos grandes, al norte y sur de la capital (San Juan de Dios y Roosevelt) que en teoría cubren un tercer nivel de la salubridad nacional. A la atención primaria en salud se le intentó en el pasado darle la debida importancia y por esa razón se crean o formalizan los Viceministerios tanto de Hospitales como de Atención Primaria, sin tener los resultados esperados o planeados.

Pero una cosa es toda la parafernalia del mencionado COVID-19 a la que le han dedicado esfuerzo económico y de tiempo TODAS LAS AUTORIDADES DEL PAÍS, y otra arrancar con el plan de gobierno de los 10 Ministerios y de no sé cuántas Secretarías que ya deberían estar funcionando bajo la dirección de la Vicepresidencia que es la función principal para la que fue creada esa instancia superior de gobierno.

En el Coprecovid-19 debería estar el Presidente y en su defecto el Vicepresidente, y quizá el Consejo de Ministros, o delegando funciones en Viceministros designados, pero el resto debieran estar ocupándose de asuntos de gobierno ajenos al VIRUS, como la Red Vial del País, el Aspecto Económico post-pandemia, las consecuencias en la agricultura por la falta de cultivos, panorama empeorado por las secuelas de las tormentas ‘Amanda’ y ‘Cristóbal’ de reciente paso por el territorio nacional, el aspecto educativo como si va a haber reinicio de clases este año o no. el de Finanzas tan importante en el desarrollo económico del país. En fin toda una estructura perfectamente organizada, para no tener manchones negros como el despido de los trabajadores de mantenimiento del Hospital Temporal del Parque La Industria, que a la par de los llamados héroes, en la lucha contra la enfermedad, han hecho el trabajo sucio, el que quizá no se ve, pero que es fundamental para evitar los contagios y la diseminación de la enfermedad que está en su momento más intenso todavía, Y peor aún, el retraso en el pago de salarios de los llamados héroes, cuando debieran haber sido pagados sin tardanza alguna, incluidas las bonificaciones extraordinarias y de riesgo de que se ha hablado.