Jueves 9 DE Julio DE 2020
Cartas

Sin seriedad, no habrá reforma constitucional

Fecha de publicación: 23-06-20
Por: César Leonel Mejía Rodríguez DPI 1876 03146 0101

Por enésima vez en los últimos años, el Gobierno de Guatemala, hoy presidido por Alejandro Giammattei, convoca a una reforma constitucional en el sector justicia. Aunque no se conocen con exactitud todavía los detalles de la reforma, se sabe que se buscará suprimir las Comisiones de Postulación, para reducir los vicios de corrupción que se han detectado en los procesos de selección de magistrados para las distintas cortes. La Corte de Constitucionalidad llama a aplicar el principio constitucional del Artículo 113 para garantizar la idoneidad y honradez de los postuladores y postulantes. Razón por la cual que algo que ponga en sincero entredicho la idoneidad de alguien, no debería postular ni ser postulado, tampoco elegir Magistrados. Aunque sin duda una reforma es necesaria, hay que ver otros asuntos: no es únicamente el sector justicia, también hay aspectos electorales e incluso económicos que deben reformarse Además, ninguna reforma surtirá el efecto esperado, si siempre buscarán jugarle la vuelta a la ley. El Gobierno ya se mueve para impulsar la reforma, y por ello ha nombrado al exdiputado Oliverio García Rodas como Ministro de Gobernación. Pero nuevamente, un proceso de reforma como el que inicia, adolece de lo esencial para que tenga éxito: no hay representatividad adecuada de todos los sectores en las mesas de diálogo y negociación. Si quieren una reforma exitosa, tiene que abrirse la convocatoria de sectores: estudiantiles, de Derechos Humanos, Pueblos indígenas, sindicatos, organizaciones populares, todos los partidos políticos representados en el Congreso de la República y los partidos de reciente formación ya inscritos.  Sin eso, la reforma nace muerta.