Sábado 4 DE Julio DE 2020
Cartas

Y, una vez más, los puntos sobre las íes

Fecha de publicación: 30-05-20
Por: Acisclo Valladares

Con cierta (bastante) malignidad – pero, sobre todo, con soberana estupidez – se ha llegado a afirmar (todo un ultraje a la inteligencia y tradición de ‘elPeriódico’) que la autorización especial que se diera al embajador Acisclo Valladares Molina, se habría dado el 11 de noviembre de 2011 para apoyar la campaña electoral de Sandra Torres, afirmación maligna o estúpida que pasa por alto el “pequeño detalle” de que tres meses antes de esa fecha, la CC ya había excluido a Sandra Torres y que incluso, habían pasado ya las dos vueltas electorales.

Se habría dado la autorización – tal la sesuda “tesis” publicada – para apoyar una campaña ya concluida como que si el embajador tuviera el don de cambiar el pasado.

¡Por favor!

Se siguió mintiendo en estas páginas al ocultar lo que fue y sigue siendo la posición equidistante de Acisclo Valladares Molina entre aquellos que malignos o idiotas (no faltaron diplomáticos) no querían ver ningún error en la CICIG y aquellos que, con similares caracteres, no le querían ver ningún acierto: responsables ambos de su fracaso y extinción.

Su posición: la necesidad de pesos y contra pesos, evaluación y auditoría, posición que – de haberse acogido – lo habría evitado.

Equidistante entre quienes aplaudían a CICIG, hiciera lo que hiciera (aunque inmoral, ilegal y antiético) y aquellos que restaban crédito a todas sus acciones.

Lejos del pacto de farsantes (corruptos vestidos de primera comunión) y también del de corruptos.

Absolutamente en contra de la corrupción y, así mismo, del combate del delito con delitos y d la toma del poder por golpes blandos e incluso por cualquier otra vía que instrumentalice y politice la persecución penal para lograrlo.

Acisclo Valladares Molina ha sido dos veces candidato a la Presidencia de la República. La primera, en 1995, 5to lugar entre 19 candidatos.

10 Alvaro Arzú; 2do Alfonso Portillo; 3ro Fernando Andrade Díaz Durán (triple alianza DCG-UCN-PSD) 4to Jorge González Del Valle (toda la izquierda unificada) y 5to Acisclo Valladares Molina, únicos que superaron el 5%.

La segunda, en 1999, 4to lugar entre 12 candidatos. 1ro Alfonso Portillo; 2do Oscar Berger; 3ro Álvaro Colom y cuarto, Acisclo Valladares Molina, único de las cuatro que no ha sido Presidente.

Varias veces se le ha pedido aceptar candidaturas presidenciales y vicepresidenciales – incluso por tres partidos oficiales – pero lo ha declinado.

Su campo actual, el diplomático, excluida de su parte o al menos postergada cualquier participación electoral.

Los resultados, sin ningún financiamiento raro de por medio, han mantenido viva la inquietud de que sus planteamientos lleguen a triunfar, todos validados por el tiempo.

Diplomático de carrera, la autorización especial a que se ha hecho referencia, le fue dada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Minex, para trabajar dentro o fuera de su sede por dos razones muy puntuales, la primera: los resultados que querían alcanzarse e implicaban acciones fuera de la misma y, la segunda, sus propias características personales, Procurador General de la Nación, Jefe del Ministerio Público; Asesor y Consultor de todos los órganos del Estado, constitucionalista, buen conocedor del Derecho Internacional y del Canónico, con experiencia (abogado litigante) en casi todas las ramas del Derecho y su dominio de idiomas.

Sin lugar a dudas, político, un político de peso completo, “con piel de diplomático” que, bueno es comprender que – política – es la diplomacia, ejecutora, precisamente, de la política y las relaciones exteriores del Estado.

Por ser poco conocida la institución de la autorización especial se ha prestado a que algunos, incluso de buena fe, no hayan comprendido que no libera de la obligación de trabajar sino, simplemente, del lugar para hacerlo, habiendo residido el embajador un 17% del tiempo en Guatemala, presencia muy visible – tal vez por eso la alharaca- omni presente en el propio Ministerio y en múltiples actividades institucionales, deportivas, académicas y culturales.

Algunos – no abogados – y más de algún colega poco cuidadoso – omiten al leer el numeral IX del artículo 35 de la ley citada q este, si bien establece la obligación de vivir en el lugar d destino, incluye un SALVO: “salvo autorización especial del Ministerio d Relaciones Exteriores”.

Tal, y no otra, la autorización que le fue otorgada y vale la pena preguntarse si funcionó o no para beneficio del Estado.

Lo que puede afirmarse, hecho probado, es que tras la gestión del embajador Acisclo Valladares Molina en Roma, a cargo suyo la FAO, el FIDA y el PMA, lo que implicó acciones de su parte en ambas orillas del Atlántico, nunca se volvió a perder ni un solo gramo d alimentos donados a Guatemala por el Programa Mundial d Alimentos, antes, un vicio persistente.

También – otros ejemplos – que tras su gestión en Londres (esta Incluye varios Organismos y concurrencias) la balanza comercial deficitaria para Guatemala se niveló y desde entonces nos es positiva; que se logró el ingreso de Guatemala a la lista blanca de la Organización Marítima Internacional, lo que por muchos años se había intentado; la elección y nueve veces reelección de Guatemala como miembro del Comité de Administración d la Organización Internacional del Azúcar y lo increíble! que con el apoyo granítico del África Subsahariana – no se había dado nunca – el candidato de Guatemala derrotara al de la Unión Europea y

que, cuando “los expertos” presagiaban que el traslado de nuestra Embajada a Jerusalén implicaría una merma de nuestras exportaciones de cardamomo, lejos de haberla, se incrementaron: los países del Golfo Arábigo, respetuosos de nuestras decisiones soberanas, como nosotros de las suyas.

Todos estos logros implicaron trabajo en sede y Guatemala, incluso, en el caso del azúcar, la presentación del candidato al Canciller.

Nada surge, por emanación espontánea.

¿Se habría logrado esto – y tanto más – sin la autorización especial?

Tal vez pero, “hechos, no palabras” ¿Lo importante? Se alcanzaron.

ITE

Las especiales características del Embajador permitieron también que este elaborara, mucho de ello en Guatemala, la simplificación de preguntas y respuestas en el caso de Belice para hacer más comprensible la importancia y los alcances de la Consulta Popular; el anteproyecto de “Ley del Servicio Diplomático y Consular de Guatemala”, el primero que, ajustado a la Constitución, viene a privilegiar lo consular y la ya citada tesis de evaluación y auditoría, elaborada con el excanciller, Carlos Raúl Morales.

A lo largo de su carrera diplomática han sido sus jefes los embajadores Gabriel Orellana, Edgar Gutiérrez, Jorge Briz, Haroldo Rodas, Harold Caballeros, Fernando Carrera, Carlos Raúl Morales, Sandra Jovel y Pedro Brolo y, delegado de Guatemala a diversos periodos de sesiones de la Organización de las Naciones Unidas, los embajadores Alfonso Cabrera, Mario Palencia, Ariel Rivera y Alejandro Maldonado.

Designado por el embajador Eduardo Stein fue el agente principal del Estado de Guatemala ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Procurador General de la Nación y Jefe del Ministerio Público fue nombrado dos veces al efecto por el presidente Jorge Serrano y Procurador General de la Nación por el expresidente Ramiro De León Carpio.

Jamás en toda su gestión diplomática una falta o la formulación de cargo alguno, situación que persiste hasta la fecha, absolutamente limpio su expediente.

En cuanto a la cita del artículo 36 numeral Vill: no está prohibido a los diplomáticos sostener polémicas, sino polémicas que puedan redundar en perjuicio del buen nombre y de los intereses de la república y de su gobierno, algo muy distinto. (Cuidado con esta solapada amenaza en contra de la libre emisión del pensamiento).

Lo único cierto de la nueva diatriba refutada, nobleza obliga, los 28 libros y las condecoraciones de su autor, lapsus de la refutación anterior que esta rectifica, ninguna intención en ambas de ninguneo alguno.