Lunes 1 DE Junio DE 2020
Cartas

Aclaración

Fecha de publicación: 23-05-20
Por: Fernando Jarquín Pira

Amparado en la Ley de Emisión del Pensamiento, y el Artículo 35 de la Constitución Política de la República de Guatemala, presento ante ustedes mi derecho de aclaración y respuesta, debido a que el 20 de abril del presente año, en la sección de investigación titulada “Los negocios marchan viento en popa para los Jarquín en tiempos del COVID-19″, firmada por el equipo de investigación de dicho medio (sin nombre y apellido) se me alude falsamente, en un escrito que dista de ser una investigación periodística.

En primera instancia considero oportuno hacer mención que hace aproximadamente un mes, en otra publicación de Diario ‘elPeriódico’, de fecha 13 de marzo del año en curso, se plasmó información que contenía ataques injustificados y sin ningún fundamento en contra de mi persona, como consecuencia, ejercí mi derecho constitucional de aclaración.

En esta ocasión llama poderosamente la atención que aunque se les demostró con documentos que lo publicado anteriormente era falso, nuevamente se utiliza la información de forma mal intencionada.

En la publicación se indica: “De Fernando Jarquín se conoce que fue financista del Partido Patriota (PP) y que fue cercano a la ex vicepresidenta Ingrid Roxana Baldetti Elías, quien curiosamente “se hizo” de dos fincas en Tecpán, Chimaltenango, las cuales se sitúan en medio de varias propiedades de la familia Jarquín”. Se me alude y se me ataca con las mismas afirmaciones injustificadas de la publicación anterior, inclusive ustedes mismos publicaron la aclaración que les envié y que hice acompañar de pruebas documentales contundentes e irrefutables, que desvanecen los espurios señalamientos en mi contra, pues el propio Tribunal Supremo Electoral me extendió certificaciones que establecen que NO FUI FINANCISTA DE NINGÚN PARTIDO POLÍTICO, de las cuales ustedes tienen copia.

Este nuevo ataque injustificado solo puede ser producto de un oscuro interés por desprestigiarme como más adelante expongo.

En la publicación objeto de la presente aclaración, en forma tendenciosa se pretende hacer creer a la opinión pública que el solo hecho de que dos personas sean hermanos y de que ambos realicen actividades empresariales per se, los convierte en un mismo grupo empresarial. Aquí me permito recordarle que las sociedades anónimas no tienen parientes y que las empresas que se mencionan vinculadas a mi hermano no tienen ninguna relación con mi persona ni en el ámbito gerencial, comercial ni de ningún otro ámbito y por supuesto, no existe ninguna prueba que sustente las afirmaciones que al respecto contiene la referida publicación.

Por último, en el párrafo subtitulado ¿Corrupción de Jarquín en El Salvador? Otra vez se tergiversa maliciosamente información relacionada a un proceso penal desarrollado en El Salvador, utilizando como fuente lo manifestado por un supuesto “informante”. Sin embargo, al hacer referencia a las constancias procesales se indica que, una persona de nombre Leonel Flores se reunió conmigo en una hacienda de mi propiedad para negociar la compraventa de medicamentos, hecho que es totalmente falso, por lo cual este diario no puede comprobar tales afirmaciones.

Nuevamente, rechazo las aseveraciones realizadas contra mi persona, por ser totalmente falsas y me reservo el derecho de accionar legalmente contra tales improperios, al mismo tiempo solicito que se publique íntegramente en diario ‘elPeriódico’ la presente carta que contiene mi derecho de respuesta, solicitud amparada en varios artículos de la Ley de Emisión del Pensamiento y que demandan que la aclaración sea publicada en sección y espacio en donde fue publicada la nota escrita por ustedes y así poder ejercer los derechos que me confieren las leyes guatemaltecas. Aclarando que la nota periodística difundida por ustedes, como la anterior donde me aluden, no reúne bajo ningún punto de vista los elementos de una investigación, pues solamente se basan en especulaciones y solo son utilizadas para el desprestigio con fines y agendas particulares.